Ahora Binner no le pide la renuncia a los ministros de la Corte

El gobernador sostuvo que la esencia del conflicto entre el Poder Ejecutivo y el Judicial en la provincia, es que hay magistrados que se resisten al cambio que propone el gobierno santafesino. Además Binner descartó pedir la renuncia de los jueces de a Corte pero si reconoció que hay intenciones de mirar hacia atrás.
Tras las polémicas generadas por sus declaraciones sobre los jueces que participaron en el primer juicio a Carlos Fraticelli, por el asesinato de su hija Natalia en mayo de 2000 y por el cual paso seis años presos, el gobernador habló esta mañana con un medio radial e intentó bajar los decíbeles de la discusión y el conflicto que se suscita desde hace aproximadamente un mes, entre el Poder Ejecutivo y el Judicial.

Cabe recordar que el gobernador, al volver de su viaje por el sudeste asitático hacía asegurado sentirse "avergonzado" por el accionar de la justicia santafesina y que si el hubiera sido juez, habría renunciado.

Esta mañana, el gobernador volvió a hablar sobre este conflicto entre los dos poderes y sostuvo que la esencia del conflicto es que "hay dos modelos, uno que mira hacia atrás y otro hacia delante", y recordó la reunión que fue llevada a cabo en Rosario donde un grupo de jueces provinciales celebró la llegada de Agustín Bassó como Procurador de la Corte, cantando Resistiré. "La esencia del problema es que se resisten al cambio", enfatizó Binner.

"Es una prueba que hay una actitud muy poco democrática en relación a que cada uno de los poderes tiene derecho a plantear sus opiniones. Se pueden manifestar pero, indudablemente dentro de unos elementos fundamentales de respeto hacia todos", señaló Binner, quien sostuvo que esto tiende a generar una mirada hacia atrás.

Binner señaló que el caso Fraticelli "pone en evidencia todo lo que ha ocurrido en la provincia de Santa Fe".

"Hay todo una historia de toda la Corte Suprema de Justicia, en todo el período democrático que estamos viviendo, donde desde un estudio se nombraron a todos los jueces y no todos fueron buenos, sino que hubo problemas muy graves con ellos", sostuvo el gobernador.

Binner sostuvo que el gobierno provincial no puede dejar de emitir su opinión sobre la justicia santafesina, al igual que lo han hecho s los jueces sobre la actual gestión.

"Tenemos la obligación de decirles que la Corte Suprema en la provincia de Santa Fe condenó a cadena perpetua a una pareja sin tener las pruebas necesarias y sin respetar los pactos internacionales que nos pone en la obligación de salir del sistema inquisidor", sostuvo el gobernador, quien señaló que Santa Fe es la única provincia del país que sigue con un Código Procesal Penal antiguo y no ha impulsado aún el sistema de juicio oral y público.

"Nosotros actuamos cuando surgen voces retrógradas que quieren reverdecer el pasado y nosotros decimos que no, que tenemos que seguir pensando hacia el futuro. Esta prueba del caso Fraticelli es muy claro de lo que estamos demostrando", sentenció Binner, quien descartó la posibilidad de pedir la renuncia de jueces, ya que no es intención del gobierno "colocar" magistrados en la Corte Suprema.

Comentá la nota