Ahora Apaolaza frenó sus elogios al gobierno.

Los ecos posteriores a la audiencia que mantuvieron el viernes las autoridades provinciales, encabezadas por el gobernador Oscar Mario Jorge, con las autoridades de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), habían dejado la sensación de un acercamiento y un entendimiento entre las partes. Incluso, el clima generado por las declaraciones del presidente de la entidad nacional, Pedro Apaolaza, en la conferencia de prensa posterior al encuentro contrastaba con los cuestionamientos de los ruralistas pampeanos hacia las medidas dispuestas por el gobierno pampeano ante la crisis del campo.
Ayer, en diálogo con Radio Noticias, Apaolaza buscó diferenciarse de ese clima, generado por sus propias palabras el viernes. "La reunión en sí fue una buena reunión -dijo el dirigente en la entrevista radial-. De ahí en más que el gobernador pueda disponer las soluciones que hacen falta nos parece que no y se lo dijimos".

Según él, le manifestaron a Jorge "que no estaba en condiciones porque sabemos lo que es la situación de las provincias en relación con el gobierno nacional, esto lo aclaramos perfectamente bien". "Dentro de los recursos escasos que tiene, encontrarnos con créditos a tasa del 6 por ciento o incluso a tasa cero nos pareció positivo, más allá de la actitud de cada uno que lo pueda tomar o no. También comparamos con la provincia de Buenos Aires y dijimos claramente que está muy lejos de esto; en una provincia chica como es La Pampa, este tipo de posibles soluciones, que servirán o no, nos parecieron positivas".

Posiciones.

El ruralista indicó que las posiciones cercanas que encontraron con el gobierno provincial fueron a la hora de poner en marcha la Comisión Técnica que hará un diagnóstico de la crisis y las soluciones que, a través del ejecutivo pampeano, se propondrían a Nación. Pero, una vez más, marcó sus diferencias con la interpretación que se le dio a los resultados de la reunión. "No voy a entrar en consideraciones si el título (de LA ARENA) está bien o está mal -subrayó-, a mí me parece que no traduce lo que fue la reunión en concreto".

Además, destacó que no fueron "a pelear ni a agarrarnos a trompadas con nadie, fuimos a tratar de dialogar inteligentemente y de la mejor manera posible. Las internas de esta provincia y las actitudes de cada uno no corren por cuenta nuestra".

-¿Es indispensable la participación del Estado para paliar la crisis?

-El sector solo no puede. Ha sido esquilmado y los productores hoy no están en condiciones de afrontar este tipo de circunstancias. Cuando las vacas se mueren o cuando se las vende por 50 centavos no hay solución que pueda salir desde ahí. Por lo tanto el Estado, que en cinco años ha recaudado 25 mil millones de dólares del campo en concepto de retenciones, bien puede aportar una mínima parte de eso para tratar de solucionar el problema.

-Se dice que la crisis no se soluciona con créditos, ¿cómo se soluciona si no es así?

-El problema es que si a uno se le mueren las vacas, ¿con qué va a pagar después el crédito? En el Banco de la Provincia de Buenos Aires, si usted está en emergencia agropecuaria, deja de ser sujeto de crédito mientras esté en esta situación. Es una medida que viéndola así parece absolutamente lógica. Pero hay veces en que el Estado tiene que acudir en auxilio, y no hablamos de subsidios ni prebendas. Por eso criticamos las acciones unilaterales que por ahí se producen favoreciendo a unos o a otros. Hoy estamos reclamando la liberación de los mercados, acá hay que sacarlo a Moreno del medio y dejar que los mercados fluyan como corresponde. Hay que conversar el tema de retenciones, porque es imposible seguir produciendo con este nivel de retención. Esas son las medidas que el Estado tiene que aportar. Estamos de acuerdo que es un sacrificio, pero el campo se viene sacrificando hace mucho tiempo.

-Incluso cuando los mercados estaban liberados.

-Por supuesto, en aquel momento se nos quedaban con todo lo que la señora presidenta llama "renta extraordinaria". Porque no podíamos ganar tanto según ella. Y ahora que tenemos un problema serio, todo el mundo parece mirar para otro lado. Es hora de poner lo que haya que poner.

-Claro, poner lo que haya que poner en un contexto de un país que todavía tiene muchos millones de pobres.

-Exactamente, y cada vez tiene más.

-¿Qué expectativa tiene con la posible reunión antes del viernes con la presidenta?

-No sé. Eso de que sea el jueves, cuando se sabe desde hace mucho tiempo que el viernes estaba programada la asamblea en Leones, me parece que es una chicana. Debería haber sido el lunes a primera hora.

Sin diferencias.

En el final de la entrevista, Apaolaza se preocupó por dejar en claro que "no hay ninguna diferencia ni nada entre lo que es la Agrícola Ganadera de La Pampa y Carbap". Según señaló el ruralista "simplemente ha habido una visita a un gobernador que no conocíamos; hace más de dos años que estamos en mandato y nos parecía oportuno hacerlo".

Esta situación la puso en perspectiva con el trabajo que están realizando en la provincia de Buenos Aires, por lo que señaló que "siendo las dos provincias integrantes de Carbap, nos pareció que el trato debería ser el mismo".

Finalmente, anticipó que "nosotros vamos a decirle al gobernador (Jorge) todo lo que tengamos que decirle, vamos a colaborar en lo que creamos que tenemos que colaborar, y los productores pueden estar muy tranquilos que sabemos a lo que nos atenemos y no nos casamos con nadie".

Un mensaje confuso.

"El título de LA ARENA corre por cuenta de quien lo escribió". La frase fue esgrimida por Apaolaza durante la entrevista con Radio Noticias, dando a entender su desacuerdo con lo que este diario publicó en su edición de ayer sobre los "elogios" de Carbap a las acciones de Jorge ante la sequía. Incluso señaló que "no traduce lo que fue la reunión en concreto".

En la rueda de prensa conjunta entre las autoridades provinciales y los ruralistas, fueron Apaolaza y Jorge quienes llevaron la palabra. La información que se publicó fue simplemente lo que surgió de las palabras del mismo presidente de Carbap, quien manifestó que el esquema de créditos y subsidios del gobierno pampeano "bien administrados eran de mucha utilidad" y que eso para ellos "fue una sorpresa", además de calificarlo como "más importante que el de la provincia de Buenos Aires".

Incluso, cuando uno de los periodistas presentes le marcó el notable contraste entre esas expresiones y lo que ese mismo día se había publicado en una solicitada firmada por el dirigente local Andrés Souto -en nombre de la Comisión de Enlace pampeana-, dijo que "es lo que la provincia puede hacer". Souto había dicho que la ayuda era "absolutamente insuficiente" -reafirmando lo que el sector rural viene manifestando desde hace tiempo sobre el gobierno pampeano-, algo que evidentemente no es lo que dijo Apaolaza sentado junto a los funcionarios provinciales. En la conferencia de prensa posterior a la reunión, no estuvieron presentes ni Souto ni ningún dirigente de la Agrícola santarroseña.

Apaolaza en ningún momento hizo referencia a que el gobernador "no puede disponer las soluciones", como sí dijo ayer que le manifestaron al mandatario provincial. El titular de este diario no hizo más que reflejar sus declaraciones en la conferencia de prensa, que es el único elemento que el periodismo tuvo para traducir lo que fue la reunión ya que, lógicamente, ningún cronista tuvo acceso al desarrollo concreto de la misma.

Comentá la nota