Se ahondan la recesión y el desempleo en varios países industrializados

Se ahondan la recesión y el desempleo en varios países industrializados
Con otros 154.000 puestos de trabajo perdidos en febrero como síntoma de la crisis mundial y de los problemas locales por el reviente de la burbuja inmobiliaria, España vio subir su tasa de desocupación y ya son 3,5 millones de personas las que están sin trabajo. Según el gobierno, el desempleo llegará este año a 15,9% y algo más en 2009, pero ayer un informe del banco BBVA fue más pesimista y auguró casi 20% de desocupados para el año próximo.
Para el actual, pronosticó que 4,1 millones de personas quedarán en la calle. Los inmigrantes siguen siendo los más golpeados por la desocupación. El mes pasado perdieron su empleo 23.586 extranjeros. Así ya son 473.091 los inmigrantes "parados".

Toda Europa está en recesión y ayer la oficina de estadísticas Eurostat informó que la desocupación en la zona euro subió en enero hasta 8,2%. España es una de las más afectadas en empleo, aunque en caída del PBI otros países como Gran Bretaña, Irlanda, Islandia o Europa del Este sufren más.

En ese marco, el comisario de la UE para los Asuntos Monetarios y Económicos, Joaquín Almunia, admitió que es posible una nueva revisión a la baja de las previsiones de crecimiento regional. "El punto peor de esta recesión aún no se alcanzó", subrayó ante el Parlamento Europeo.

Por eso el Banco Central Europeo (BCE) se apresta a reducir mañana su principal tasa de interés a menos de 2% por primera vez en su historia para hacer frente a la profundización de la crisis económica. Quiere reactivar el crédito y con él bombear un poco una economía en debacle.

Los datos negativos se suman al receso que viven las dos mayores economías nacionales mundiales, Estados Unidos y Japón.

En EE.UU., según el último dato mensual, hay una tasa de desempleo de 7,6% y el número de solicitudes para subsidios por falta de trabajo ha ido aumentado desde mediados de enero.

Ayer ante el Congreso de su país, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, afirmó que "las condiciones del mercado laboral han empeorado aún más en semanas recientes".

Y empresas como GM o Ford, las dos automotrices líderes, anunciaron que en febrero vendieron 52 y 48% menos de autos que hace un año atrás. Ambas están en una delicada situación financiera, sobre todo la primera.

En tanto, en Japón el gobierno estudia apoyar con unos US$ 5.000 millones a varios grupos empresarios en dificultades.

Casi la mitad podría ir a la automotriz líder mundial, Toyota, que se prepara para su primera pérdida desde 1950. Ayer la agencia Bloomberg informó que el grupo fabril busca US$ 2.100 millones en créditos del gobierno.

El cuadro recesivo global está reavivando asimismo tendencias proteccionistas. EE.UU. aplica "compre nacional" (favorecer compras locales antes que extranjeras en municipios o estados) y ha levantado protestas de Europa. Ayer visitó a Obama el premier británico Gordon Brown, en Washington, y estuvo presente ese tema. En tanto la propia UE decidió ayer poner aranceles a importaciones de biodiesel de EE.UU. por considerar que llegan subsidiado y a precios de dumping (menor al costo). Carnes, pollos y queso ya produjeron roces comerciales recientes entre EE.UU. y la UE.

Comentá la nota