Ahmadinejad exigió "serios castigos" para los opositores

Cuando aún no cesan las críticas al proceso electoral que coronó su reelección el 12 de junio último, el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad exhortó, en su oración de los viernes, a castigar a los jefes de la oposición por los disturbios que se produjeron tras su triunfo en los comicios.
"Serios castigos deben ser aplicados a los jefes de la oposición y los principales instigadores de los incidentes. Los que provocaron, organizaron e impulsaron la doctrina enemiga deben ser confrontados con firmeza", dijo Ahmadinejad en su oración difundida por la radio de Estado.

Se trata del primer pedido en este sentido del presidente iraní, cuya reelección fue cuestionada por sus adversarios en los comicios presidenciales por denuncias de fraude. Estas protestas estimularon a su vez manifestaciones callejeras contra el régimen, sin precedentes desde la llegada de la República islámica en 1979.

Ayer, se conoció también que el país persa redujo su producción de uranio pobremente enriquecido y permitió a los inspectores de la ONU acceder al reactor de Arak, algo que se llevaba reclamando desde hacía tiempo. El anuncio tuvo lugar ayer por la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA). "Es la primera vez que notamos una reducción", declaró un alto responsable de la AIEA bajo anonimato.

Los inspectores del organismo aseguraron que Irán sigue instalando centrifugadoras en el lugar de Natanz, pero el número de máquinas activas ha disminuido. En total, 4.592 centrifugadoras están en actividad contra 4.920 en el último informe de la AIEA publicado en junio pasado.

Neurálgico. Por otra parte, los inspectores de la agencia recibieron el 17 de agosto la autorización de examinar el reactor de investigación de Arak. Considerado un lugar neurálgico del programa nuclear iraní, el reactor de 40 megavatios, casi finalizado, está destinado a producir plutonio para la investigación médica, según la versión oficial de Teherán. El director de la AIEA, Mohamed El Baradei, había exigido en diferentes ocasiones que los inspectores de la agencia pudiesen acceder de nuevo a la planta. Los países occidentales sospechan que Irán busca dotarse de la bomba atómica gracias a la producción de plutonio y uranio enriquecido.

El jueves, durante su gira europea, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu había solicitado "sanciones paralizadoras" a la comunidad internacional para impedir que Irán se dote de armas nucleares. En una conferencia de prensa conjunta con la canciller alemana Angela Merkel, Netanyahu insistió en la amenaza que representa Irán.

Comentá la nota