Agustín Rossi: "Este Gobierno no va a concluir su mandato antes de tiempo"

Rechazo. El legislador refutó el pronóstico realizado por un semanario británico, el cual afirmaba que Cristina Fernández terminaría su mandato antes de 2011. Por el contrario, dijo que el Gobierno se fortaleció después del 28 de junio.
El diputado nacional del Frente para la Victoria y presidente de bloque, Agustín Rossi, rechazó el vaticinio del semanario británico The Economist que señalaba que Cristina Kirchner podría terminar su mandato antes de 2011, porque "la oposición controla el Congreso y la lealtad dentro del partido peronista declina". Por el contrario, sostuvo que el Gobierno se fortaleció aún más después del resultado del 28 de junio -donde el 70 por ciento la votó en contra- y que mantiene la fidelidad de los gobernadores.

Así se explayó sobre esta cuestión en la entrevista que concedió ayer a EL LIBERAL, uno de los legisladores con mayor protagonismo en diputados. En la charla se refirió a varios temas e hizo importantes declaraciones sobre los posibles candidatos a presidente por el oficialismo en el 2011 como así también a las leyes que impulsaría el bloque en el Congreso.

-¿Qué opinión le merece el artículo del semanario británico The Economist?

-La verdad que un artículo de esas características, aunque no lo leí, es demasiado audaz. Al contrario, después del 28 de junio y del resultado electoral, el Gobierno lo único que hizo fue lograr un mayor fortalecimiento de la gestión. Ha impulsado en estos seis meses leyes importantes como la Ley de Medios y tomado decisiones trascendentes, como implementar la Asignación Básica Universal de $ 180 por hijo. También podría decir que los dirigentes con representación territorial, me refiero a gobernadores, están acompañando la gestión de la señora Presidenta de la Nación. El Movimiento obrero también lo está haciendo. La verdad que no lo veo y por el contrario, descarto un escenario de esas características, salvo que haya alguna segunda intención, pero eso no va a suceder. Nosotros vamos a seguir gobernando los dos años que nos faltan con la misma fortaleza que tuvimos durante todo este tiempo.

-Sin embargo, la oposición -caso Duhalde y el radicalismo- manifiesta que el kirchnerismo está perdiendo poder y que llegará sin posibilidades electorales al 2011…

-Vamos a ver, muchas veces nos dieron por muerto y nada de eso sucedió. Usted sabe que el 29 de junio nos daban prácticamente como un enfermo terminal y desde ese momento hasta ahora se han llevado una gran sorpresa. El Gobierno ha recuperado su iniciativa política y tiene una capacidad de marcar la agenda pública todavía con muchísima contundencia. Más allá de esas declaraciones, que son claramente perjudiciales para el sistema institucional y democrático, nosotros estamos muy convencidos de las cosas que estamos haciendo. Duhalde se tendría que dedicar a explicar las acusaciones que ha hecho el ex presidente De la Rúa sobre lo que sucedió en el 2001 (de conspirar contra su gestión). Me parece que eso sería beneficioso para que todos los argentinos sepamos cuál fue su rol en esos días aciagos del 2001. Y el radicalismo parece que sufre del síndrome de Estocolmo, porque habiendo sido acosado por este señor (Duhalde), ahora en muchos casos plantea una alianza o un acuerdo con el peronismo federal.

-¿En estos dos años que quedan de Gobierno, cuáles son los desafíos y los temas que entiende, deben atenderse como prioridad?

-En el Parlamento no tenemos definido una agenda legislativa todavía, seguramente la vamos a definir en los próximos días y meses. Si me pregunta a mí en términos personales, me parece que la Argentina tiene que discutir en algún momento su cuestión impositiva, sin que esto signifique ninguna zozobra desde el punto de vista económico. Seguramente temas como la Ley de Entidades Financieras, puedan estar en la agenda legislativa del próximo año. Y nosotros desde el punto de vista de nuestro país, lo que tenemos que hacer estos dos años, es aprovechar las condiciones que vamos a tener. Serán condiciones macroeconómicas más favorables que las que hemos tenido en estos dos últimos años que pasaron, con la crisis económica y financiera internacional más profunda después de la crisis del 30 y con la sequía más importante después de la de 1953. Todo indica que el año que viene y el próximo vamos a tener una tasa de crecimiento al 4.5 y 5 por ciento anual. Pronostico dos buenos años para la Argentina y obviamente para todos los argentinos, en donde vamos a seguir mejorando las condiciones económicas y las condiciones sociales.

Justamente, acerca del aspecto social. El último informe del Indec indica que se amplió la brecha entre lo que ganan los ricos y los pobres, cuando uno de los postulados del kirchnerismo es la redistribución de riquezas ¿Qué es lo que pasó entonces?

-Usted puede tener distintas miradas, pero ciertamente que sigue siendo una de nuestras preocupaciones. Por eso la decisión de la Asignación Básica Universal por hijo, que es una medida claramente redistributiva desde el punto del ingreso y de lo que significa el crecimiento social. Esa es una medida y habrá que ir tomando otras. La verdad es que no se pueden sacar conclusiones rápidas de una única cifra, para tener una valoración más acertada de lo que significa el proceso económico hay que tener una mayor cantidad de cifras.

Comentá la nota