El aguinaldo no pagará ‘tablita’ y ahora se discute una suma fija de alcance universal

Moyano redobló la presión para conseguir un suplemento salarial de $ 300 antes de fin de año. Costará otros $ 100 millones al Gobierno la exclusión del aguinaldo de la tablita

La CGT festejó ayer por partida doble los nuevos anuncios económicos del Gobierno. Se entusiasmó por la mañana con la decisión de la presidenta Cristina Fernández de ordenar el pago por única vez de $ 200 para jubilados y pensionados antes de fin de año. Y después celebró que, en respuesta a su reclamo, el Ejecutivo aceptó excluir el medio aguinaldo que se cobra este mes de las deducciones de la denominada “tablita de Machinea”, cuya derogación regirá desde el 1 de enero de 2009 una vez que sea sancionada por el Congreso.

Sin embargo la expectativa de Hugo Moyano no está del todo satisfecha. Tras el beneficio para los asalariados de ingresos medios y altos y la suma extra anunciada para los jubilados, el camionero reiteró ayer a un par de ministros el pedido de un plus salarial para todos los trabajadores activos. “Esperamos por una propuesta antes de fin de año”, exigió el sindicalista, reclamo que reiteró después la conducción de la central obrera en un pronunciamiento oficial en el que consideró “prioritario” el pago de un suplemento universal.

Formalmente el ministro del Interior, Florencio Randazzo, uno de los funcionarios que recepcionó personalmente el planteo de Moyano, sostuvo que el Gobierno no tiene previsto “por ahora” una decisión que contemple el pago de un plus salarial. Sin embargo, otros voceros del kirchnerismo admitieron que en los últimos días hubo conversaciones con sectores empresarios e industriales para sondear la posibilidad de instrumentar algún adicional con motivo de las fiestas de Navidad y Fin de Año.

En esa línea, algunos trascendidos mencionaron ayer que, pese a que el reclamo original de la CGT hablaba de un piso de $ 500 para ese suplemento, la intención de la administración kirchnerista era asegurar una suma de $ 300. Incluso, desde diferentes sectores empresarios admitieron en reserva que podrían hacer frente al pago de la cifra pretendida por la Casa Rosada, siempre que se asegure que se trata de un suma extraordinaria y por única vez que no se incorporará a los salarios.

En cambio otra fue la opinión del titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Lascurain, quien consideró que esa posibilidad “no es viable” frente a las complicaciones que enfrenta el sector fabril por efecto de la crisis global y la desaceleración de la actividad económica. “Hay muchos sectores que no pueden pagar una cosa así y que les preocupa más que se conserven los empleos”, señaló el dirigente industrial.

Mientras los gremios esperan por una inminente definición del reclamo por la suma fija universal, el Gobierno envió finalmente anoche a la Cámara de Diputados el proyecto que establece la eliminación desde el 1 de enero de 2009 de la polémica tablita ideada por el ex ministro José Luis Machinea en el año 2000.

La iniciativa oficial, de solo cuatro artículos, incluye un punto especial que dispone que la segunda cuota del sueldo anual complementario que se paga en diciembre no estará alcanzada por los topes a las deducciones que dispone la tablita. Con esa medida, se atenúa significativamente el impacto del tributo, ya que en muchos casos los trabajadores alcanzados por la tablita llegaban a perder en forma total el medio aguinaldo de fin de año y hasta parte del salario de diciembre.

“Esta decisión representa $ 100 millones menos que va a pagar la gente (por Ganancias) y tiene por objetivo mantener y mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores”, argumentó el jefe de Gabinete, Sergio Massa, al explicar la determinación oficial de excluir el pago del aguinaldo de diciembre del esquema de topes de deducciones sostenido por la tablita.

La expectativa oficial es que el Parlamento sancione esta misma semana la iniciativa impositiva que beneficia a 240.000 trabajadores con ingresos medios y altos y a alrededor de 120.000 autónomos.

Se calcula que, por efecto de la eliminación de la polémica escala que reduce el porcentaje aplicable de las deducciones de Ganancias, los asalariados e independientes con salarios netos mensuales superiores a los $ 7000 obtendrán desde enero un ingreso adicional que se ubicará entre $ 500 y $ 1300

Comentá la nota