El aguinaldo no se destinará a más consumo

Para los gremios, la mayoría de los asalariados usarán este dinero para cancelar sus deudas o lo ahorrarán. Incertidumbre a futuro.
El medio aguinaldo de fin de año no se destinaría a consumo como sí ocurrió el año pasado. Esta vez la prioridad del trabajador mendocino será la cancelación de deudas, indican los gremios locales.

Desde la semana pasada, los empresarios locales han comenzado a pagar los medios aguinaldos. En algunos casos entregan esta suma a los trabajadores antes de Navidad, mientras que otros sectores lo están estirando hasta antes de Año Nuevo.

Pero habrá empresarios más rezagados que recién los cancelarán los primeros días de enero y hasta no se descarta la alternativa de que algunas empresas lo abonen en dos o más cuotas, si es que para la última quincena del mes no se recomponen las ventas.

Sin embargo, los trabajadores mendocinos ya tienen planeado en qué gastar el medio sueldo adicional. Esta vez no comprarán electrodomésticos, ni pagarán vacaciones, ni tampoco comprarán bienes de lujo. La prioridad ahora es cancelar las deudas pasadas, y los que no están en rojo prefieren ahorrarlo ante el temor que se avecinen épocas peores.

Al respecto, Alejandro Juri del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte (Smata), indicó que “la mayoría de los trabajadores guardará el aguinaldo por la incertidumbre o para pagar deudas”. Mientras que Alfredo Aruani, de la Asociación Bancaria de Mendoza, advirtió que “el destino inmediato será para pagar deuda y si sobra para los gastos de las Fiestas”.

Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Olga Ponce se quejó y dijo “que lo destinarán a pago de deudas y que para las Fiestas no alcanzará”.

Insuficiente

A pesar de las recomposiciones salariales en los diferentes sectores, los gremios indican que la inflación de los últimos años se devoró el poder adquisitivo de las remuneraciones, por lo que el medio sueldo de fin de año aporta para mejorar los ingresos pero aún continúa siendo insignificante si se piensa destinarlo a la compra de bienes de lujo.

Además, los sindicatos enfatizan que no están seguros que puedan conservar el trabajo el año próximo, lo que tampoco les incentiva a gastar este dinero extra.

En este sentido, Alfredo Aruani de la Asociación Bancaria de Mendoza, resaltó que “no percibimos que el bancario tenga idea de gastar el aguinaldo en consumo”.

Para fortalecer el poder de compra, los trabajadores de algunos sectores piden otro plus de dinero, aparte del medio aguinaldo de fin de año. Desde el sindicato de Obreros Industriales y a Fines de la República Argentina comentaron que la gente que trabaja en la producción de botellas han solicitado unos $500 extras para fin de año.

También el Centro de Empleados de Comercio de Mendoza (CEC) ha pedido una suma de $250 extras para diciembre como premio a los trabajadores del sector comercial.

Hay otros sectores que ni siquiera piensan en pagar las deudas, ni mucho menos en ahorrar, ya que la urgencia para ellos es la alimentación diaria. Al respecto, tanto el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Maipú, como Néstor Romero de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), consideran que la prioridad del aguinaldo es para alimentos.

El año pasado muchos trabajadores mendocinos reservaron el dinero del medio aguinaldo de diciembre para tomarse unos días de vacaciones, sin embargo este año no ocurrirá lo mismo. Alejandro Juri, destacó que “ofrecemos descuentos especiales para viajar a San Luis y Mar del Plata, y sin embargo la demanda ha caído un 30% en comparación al año pasado”.

Algunos trabajadores prefieren reasignar obsequios y presentes de Fin de Año, a cambio de dinero, este el caso de los obreros de la industria del vidrio y el de los municipales de Maipú. Por su parte, el gremio del ATE resaltó que trabajar en vacaciones a cambio de un sueldo extra, sería una alternativa interesante.

Los datos coinciden con una encuesta a nivel nacional realizada por el portal especializado www.trabajando.com, con presencia en 11 países de la región, donde se salió a preguntar a profesionales y empleados en relación de dependencia del país “¿que destino le darás a tu aguinaldo?”

Del total de respuestas, un 36% dijo que utilizará ese dinero extra para pagar deudas, mientras que un 25% prefiere ahorrarlo.

Los últimos años dieron como resultado un comportamiento de consumo que llevó en muchos casos al endeudamiento en pos de poder disfrutar vacaciones, refaccionar la casa, cambiar el auto o modernizar los electrodomésticos.

Por ello hoy muchas tarjetas de crédito poseen saldos abultados y el dinero se utiliza para regularizar situaciones y esperar cautelosamente en vez de proyectar nuevos gastos.

“Estos resultados indican que se cumple la tan conocida frase: ‘mejor prevenir que curar’. Los argentinos prefieren tener plata guardada frente a la crisis que aún no mostró toda su fuerza y de la cual no sabemos hasta cuando estaremos pagando sus consecuencias”, comentó Pablo Molouny, gerente en el país de trabajando.com.

Antes el aguinaldo se utilizaba para comprar electrodomésticos, cambiar el auto o para las vacaciones. Hoy en día las prioridades han cambiado y la gente prefiere no gastarlo en lujos ni privilegios frente a la incertidumbre que genera el futuro.

Comentá la nota