Se agudizó el cruce entre oficialismo y oposición

El Concejo Deliberante, lamentablemente, fue epicentro de otra sesión ordinaria "de alto voltaje". El oficialismo y la oposición dirimieron sus diferencias en un debate donde abundaron las críticas, sospechas y acusaciones.
Ese clima enrarecido tuvo picos de intensidad cuando se trató un tema puntual como lo fue el despacho emitido por la Comisión de Legislación, Interpretación y Reglamento recomendando la aprobación de la adjudicación por licitación pública a la Cooperativa de Trabajo La Estrella Federal Limitada para refaccionar el edificio del ex matadero municipal, sobre la avenida Eva Perón, una de las obras concretadas por el arquitecto siciliano Francisco Salamone, que está declarada como patrimonio histórico.

Vaya paradoja, minutos antes el concejal Pedro Steffan (Frente Justicialista) había celebrado que el oficialismo acompañara una iniciativa por la cual se deroga la Ordenanza 24/01, retirándosele al Ejecutivo municipal la facultad de celebrar convenios con organismos públicos provinciales y nacionales donde no se vean afectadas partidas presupuestarias, que de ahora en más pasa a manos del deliberativo.

No obstante, el clima se había ido caldeando en la séptima sesión ordinaria de anteanoche en el tratamiento de algunos asuntos incluidos en el orden del día. Es que desde los bloques del justicialismo, Unión PRO y UCR, junto a los unipersonales que integran Ana Rita Moreira y Rubén Viglianchino, se le venían realizando severos cuestionamientos (no eran nuevos, cabe aclarar) a la figura del intendente José Luis Pérez por considerar que "ignora" al Concejo. Lo manifestaron, entre otros, el edil Rodolfo Balinotti, diciendo que de 100 proyectos de comunicación que se aprueban, "contesta 20".

Por su parte, Rubén Viglianchino consideró que el jefe comunal viola la Ley Orgánica de las Municipalidades no cumpliendo con lo que establece en este sentido, mientras que Esteban Reino aseguró sentirse "defraudado" por aquel accionar.

También hizo su aporte Daniel Nigro (Unión PRO), quien subrayó que "(el Intendente) Pérez no nos llama a nosotros a una reunión y si lo hace con los ediles electos".

Steffan, en tanto, lamentó que se actúe de esa manera desde el Departamento Ejecutivo. "El (por José Luis Pérez) piensa que los enemigos somos nosotros. De hecho no nos podemos enterar de nada. Esto es un retroceso pero es la estrategia por él elegida. Nosotros queremos opinar y aportar para una mejor calidad institucional. No queremos un gobierno por imposición sino de consenso y debate. Debemos escaparle a esta mediocridad. Aspiro, entonces, a que el diálogo con los nuevos ediles mejore".

El proyecto de la discordia

El tratamiento del asunto 12 del orden del día, con despacho unánime de Comisión, parecía no generar controversia alguna. Pero aquella sensación dio paso a un debate "caliente", con acusaciones cruzadas que no le hicieron bien a nadie. Todo lo contrario.

¿Qué pasó? El desarrollo, a partir de armar el rompecabezas con expresiones de los propios protagonistas, fue así. La Comisión de Legislación emitió despacho unánime adjudicando la refacción del ex matadero municipal a la Cooperativa de Trabajo La Estrella Federal Limitada. Horas después, Ana Rita Moreira detectó que la cooperativa en cuestión, según aparecía en la página del Banco Central, figuraba con cheques rechazados.

A partir de allí la oposición, sin informar al oficialismo tal cual lo aseguró Martín Pérez, decidió que el proyecto vuelva a la comisión. Para ésto, y a requerimiento del propio Ejecutivo, ya había sido dirigida una nota a ese ámbito para ser enviada al Tribunal de Cuentas provincial antes de que venciera el plazo de mantenimiento de la oferta, dando cuenta que el despacho contaba con la aprobación de todos los bloques y que se iba a tratar en sesión una vez que se levante la restricción debido a la expansión de la gripe A.

El enojo en el bloque del Frente para la Victoria no pudo ser disimulado. "Dicen una cosa y hacen otra. Nosotros nos enteramos sobre tablas que el proyecto volvía a la comisión", dijo visiblemente molesto el concejal Pérez, mientras que Antonio Sciotti embistió contra Viglian-chino y Moreira, quienes dijeron que en la reunión de Legislación, donde se aprobó el despacho, no había quórum. "Ellos mintieron y actuaron con mala fe", dijo a El Diario terminada la sesión. Por eso es que se retiró ofuscado antes de la finalización de la sesión.

Un capítulo más de una historia (lamentable) que ayuda a alimentar enconos personales.

Comentá la nota