Se agudiza el conflicto en Ecotermo

El conflicto laboral que enfrenta a la empresa Ecotermo con casi un centenar de trabajadores, tuvo esta semana un nuevo round, cuando el lunes se llevó a cabo un acto frente a la fábrica.
Allí en el acto confluyeron los 13 despedidos que hay hasta el momento, el cuerpo de delegados de la empresa y delegaciones de diversos gremios, organizaciones sociales y políticas de la zona y vecinos de Villa Alemania.

Además, los obreros despedidos resolvieron instalar una carpa «del aguante» a las puertas de la firma, donde continúan reclamando por su reincorporación y por el blanqueo de la parte de los salarios que perciben en negro, tema que desató el conflicto laboral a fines del mes pasado. Está previsto que esa carpa permanezca en el lugar «hasta que logremos la reincorporación de nuestros compañeros», indicó uno de los delegados.

Para mañana sábado desde las 17, en tanto, en el mismo lugar (Cen-tenera al 400) se llevará a cabo un festival con bandas musicales y artistas. Allí se espera que vuelvan a concurrir representantes de la comunidad local para transmitir su solidaridad a los despedidos.

Hasta el momento, han manifestado públicamente su apoyo a los trabajadores delegados de Siderar (UOM), INTA Castelar y Hospital Posadas (ATE), FUBA, Tribuna Docente (Suteba), Sepjana, Polo Obrero, EDE, Coalición Cívica, PO, etc. Incluso el concejal Jorge Tassara (ARI-CC) aventuró la posibilidad de presentar en el Concejo un proyecto para que ese cuerpo se pronuncie sobre el tema.

Al cierre de esta edición, mientras tanto, los delegados y despedidos se encontraban en la sede de la seccional Morón de la UOM, entablando negociaciones para lograr «la intervención de nuestro gremio a favor de los intereses de los trabajadores», dijo un despedido.

Orígenes del conflicto

Como ya informáramos, el conflicto entre los empleados de la empresa y su propietario, Horacio Ferrari, se originó a principios del corriente año, cuando los trabajadores reclamaron el blanqueo de los salarios y se alcanzó un acuerdo para hacerlo en tres veces. Sin embargo, «la patronal no cumplió con lo pactado y el 30 de octubre echó a un trabajador por exigir que se cumpliera el acuerdo», informó un delegado. «Es la patronal la que incumple la ley –agregó–, no los trabajadores».

A partir de ese día, la situación vivió una escalada que llevó a la ocupación pacífica de la planta fabril por varias horas, tras lo cual se volvió a acordar con la patronal que no habría represalias y se continuaría discutiendo el tema. No obstante, hubo 12 despidos más.

«Ferrari no soporta que los trabajadores se organicen y que tengan sus delegados, que pongan freno a los abusos patronales y que le reclamen que pague todo el sueldo en blanco», indicaron los trabajadores mediante un comunicado, a lo que añadieron que «estamos en presencia de un caso claro de discriminación y persecución sindical». Además piden que «la UOM, nuestro sindicato, convoque a un plenario de delegados con mandato de lucha».

Comentá la nota