Se agudiza el conflicto en la aceitera Tanoni

Los trabajadores de la aceitera Tanoni endurecieron el plan de acción que iniciaron el lunes en demanda de mejoras salariales y el conflicto ya sacude la tranquilidad del pueblo.
La medida surgió de una asamblea que rechazó la oferta patronal en una reunión que mantuvo con representantes gremiales en la sede rosarina de la Secretaría de Trabajo.

Al no llegar a un entendimiento los obreros resolvieron seguir manteniendo paralizada la planta y ayer interrumpieron por algunas horas la circulación sobre la ruta 14 —frente al establecimiento— por lo que la policía montó un operativo para desviar el tránsito.

El clima de tensión crece. Uno de los propietarios de la firma denunció en la comisaría local haber sido agredido el martes por la noche mientras una columna de trabajadores se movilizaba por las calles del pueblo para hacer oír su reclamo con el apoyo de sindicatos aceiteros de Rosario.

El episodio fue repudiado ayer por comercios locales que cerraron sus puertas de 11 a 12. Sin embargo, el secretario general del Sindicato Aceitero y Afines del Departamento Constitución, Marcelo Acosta, desmintió que hayan agredido al empresario y aseguró: "Ya hice el descargo en la comisaría, donde además denuncié que hoy (por ayer) un grupo de trabajadores casi es atropellado por una camioneta conducida por uno de los dueños de la empresa. Estaban en la vereda de la aceitera y si no se corren los pasa por encima".

Al respecto, Carlos Tanoni, uno de los propietarios de la firma, ratificó a LaCapital que la agresión existió porque le pegaron a su hermano Roberto. Y sobre el reclamo salarial dijo que la empresa ofreció "un incremento de 400 pesos en el sueldo bruto, más un premio de mil pesos por única vez en diciembre. Creemos que es una buena oferta, pero vemos que no hay voluntad gremial de acordar", dijo, y acotó que el sindicato "no respetó la conciliación obligatoria" dictada por el ministerio.

Acosta replicó que "la empresa quiere montar un show mediático inventando una agresión que nunca existió y así desviar el eje de la discusión. Es cierto que la caravana pasó frente su casa pero nadie lo tocó cuando salió a la calle; en realidad los provocadores son ellos, nosotros sólo peleamos por nuestro salario".

El jefe comunal Gustavo Fayos se mostró preocupado por la situación y ofreció mediar en el conflicto aunque, hasta el momento, no hubo ningún acercamiento. El gremio espera para hoy la llegada de dirigentes de la Federación Nacional de Trabajadores Aceiteros para intentar retomar las negociaciones con la patronal.

"Lo que ofrece la empresa no satisface nuestras pretensiones y seguiremos luchando hasta las últimas consecuencias porque, según nuestros estudios, Tanoni cuenta con recursos suficientes para aumentar los sueldos", remataron los representantes gremiales.

Comentá la nota