Aguas de Zárate solicita una actualización en el cuadro tarifario de los servicios sanitarios

En base a una solicitud elevada al Ejecutivo municipal por parte de la empresa prestataria de los servicios de agua y cloacas, Aguas de Zárate (AZSA), ingresó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza (Expediente Nº 008/10) para modificar el régimen tarifario de la prestación de dichos servicios.
El incremento sugerido alcanza un cien por ciento.

El documento tomó estado parlamentario en la primera sesión extraordinaria del año que se llevó a cabo ayer en la noche y fue girado a comisión para su estudio. No obstante, los concejales mantuvieron esta semana una reunión con el presidente de AZSA, Claudio Massarini, a quien le manifestaron su interés en trabajar en conjunto pero para aumentar el índice de cobrabilidad que tiene la empresa -que sigue rondando el cincuenta por ciento- de modo tal que se pueda disminuir el porcentaje de aumento solicitado por la empresa.

El planteo de los concejales de la oposición, respondió a que consideran que, de aprobarse tal incremento, se estaría castigando a quienes abonan por el servicio y mantienen su situación en regla ya que el principal problema de la empresa es el desfasaje entre lo que ingresa y lo que egresa. En diciembre pasado AZSA presentó una nota dirigida al intendente Osvaldo Cáffaro para poner a consideración la propuesta de modificar el cuadro tarifario del servicio sanitario durante el transcurso de 2010. "La desactualización de los valores tarifarios que se arrastran es de público conocimiento y han sido motivo de análisis en varias oportunidades con el Ejecutivo y con el Deliberativo", reza la carta en la que se propone aplicar una actualización para este año que coincide con el último previsto en la ordenanza de concesión a través de la cual se creó Aguas de Zárate S.A.P.E.M (Sociedad Anónima de Participación Estatal Mayoritaria) en el año 2006.

"Con esta medida se logrará mejorar la situación de la empresa y por lo tanto la mejor prestación del vital servicio sanitario", sostiene la empresa a través de la nota.

El objetivo de AZSA es llevar las tarifas actuales de Zárate a las aplicadas por ABSA (Aguas Bonaerenses S.A.) en otros municipios de la provincia. En este sentido sugiere elevar, para el servicio no medido, el valor por metro cúbico de agua de 0,35 pesos (actual) a 0,70 pesos, actualizar el cargo fijo (costos de emisión y distribución de facturas, gastos administrativos) de 1 peso por mes a 5 pesos mensuales y mantener los valores de consumo de agua según categorías de usos y/o actividades.

Por otro lado, para el servicio medido, se contempla en el proyecto una actualización del valor del metro cúbico de agua actual de 0,51 pesos a 0,85 pesos para la categoría general y de 0,6375 pesos a 1,05 pesos para la categoría especial y prevé el mantenimiento del valor del cargo fijo para el servicio medido.

La situación económico financiera de AZSA siempre se ha puesto de manifiesto por parte de sus titulares como la principal traba para encarar obras de envergadura debido a un factor fundamental, la baja cobrabilidad. Paradojalmente, los vecinos optan por dejar de abonar por el servicio debido a que lo consideran deficitario. Según trascendió, existen 27 mil usuarios registrados –aunque se considera un número mayor- de los cuales sólo 13.500 abonan por el servicio.

El incremento tarifario para el agua potable debe ser autorizado por el Concejo Deliberante, que se reunió con Massarini. En el encuentro que se llevó a cabo el lunes de esta semana, ediles del bloque del Partido Justicialista (PJ) plantearon la necesidad de iniciar acciones conjuntas para aumentar el nivel de cobranza de la empresa de manera tal de iniciar, paralelamente, un estudio para producir un incremento que no alcance el cien por ciento como se solicita.

"Eso sería castigar al vecino cumplidor", argumentaron los ediles justicialistas quienes se mostraron de acuerdo en la instalación de medidores a los grandes usuarios, así como también las medidas judiciales iniciadas por la empresa contra quienes a pesar de su poder adquisitivo mantienen deudas importantes con AZSA.

El proyecto de ordenanza fue girado a comisión en la jornada de ayer y se prevé un largo período de estudio antes de darle al expediente un despacho.

Comentá la nota