Las aguas del Uruguay tienen una coloración verde frente a Botnia

Según técnicos del Programa de Vigilancia Ambiental se trata de un fenómeno por la alta presencia de fósforo en el río, como consecuencia de los agrotóxicos y que las descargas de Botnia agravan la situación.
Las aguas del río Uruguay en inmediaciones de Botnia, tienen desde hace cinco días un persistente color verde y en algunas zonas el olor es desagradable como penetrante.

La información denunciada por asambleístas en la reunión de anoche fue confirmada por el intendente de Gualeguaychú Juan José Bahillo quien reconoció la situación e indicó a El Argentino "que desde el viernes que hemos tomado conocimiento, he pedido estar permanentemente en estado de situación y lo venimos observando con preocupación".

En ese sentido señaló que desde el Plan de Vigilancia que tiene sede en el Puerto, se tomaron junto con Prefectura Naval varias muestras y se han enviado a analizar. "Si bien este procedimiento tiene una periodicidad que nunca se abandona, estas particulares características ameritaron nuevas muestras y ahora estamos a la espera de los resultados", recalcó.

Para los técnicos se trata de algas y se enfatizó que no han afectado al Balneario Ñandubaysal, porque están en inmediaciones del canal de navegación hacia el puente internacional y desde el enlace vial hacia la costa.

El último fin de semana, los balnearios de San José, Colón y Concepción del Uruguay tuvieron aguas normales y el fenómeno sólo se percibió en Gualeguaychú y frente a Botnia; porque incluso personal de Prefectura Naval Argentina sostuvo que 30 kilómetros aguas abajo del Ñandubaysal no se registraron esas características.

Esta situación habla de un fenómeno netamente local, agravado por la presencia de Botnia.

"No hay dudas que se trata de un fenómeno por la alta presencia de fósforo en el río, como consecuencia de los agrotóxicos, pero tampoco hay dudas que la presencia de Botnia agrava la situación", se insistió.

La bajante del río, la fuerte carga de fósforo como producto de los agrotóxicos y el excesivo calor de las últimas jornadas pueden ser sus mayores causantes; pero todo agravado por los efluentes que la firma Botnia vierte al río Uruguay y que son contaminantes con alta carga, justamente, en fósforo.

"Si la carga de fósforo en el río Uruguay ya era casi intolerante antes de la existencia de Botnia, con la producción de esa pastera ya es imposible de disolver en ese cauce", indicó un técnico vinculado con el plan de vigilancia ambiental que se lleva adelante.

Varios asambleístas, entre ellos Alejandra Crimella y Sira Muñoz denunciaron ante la Asamblea que “las aguas debajo del puente internacional General San Martín están verdes y de a ratos se percibe un olor muy desagradable”.

La situación ayer, indicó la asambleísta Alejandra Crimella, fue mejor que las anteriores jornadas; porque la coloración fue diluyéndose. "Lo que no se diluye y cobra cada vez más fuerza es que la presencia de Botnia ya genera contaminación, una alteración al medio ambiente y un daño económico en la región".

Cuando ambas cancillerías trabajaban en el marco del Grupo Técnico de Alto Nivel; el subgrupo que analizó el tema de las emisiones líquidas reconoció la saturación de fósforo en el río Uruguay y reconoció técnicamente que Botnia lo agravaría.

La delegación uruguaya estuvo integrada por el ingeniero químico Cyro Croce; el ingeniero Civil con especialidad hidráulica y ambiental, Eugenio Lorenzo; y la especialista química Raquel Piaggio.

En el escrito que ellos presentaron reconocieron textualmente que si bien la mayoría de los parámetros asociados con la carga orgánica muestran los efectos de la capacidad de autolimpieza del río, “el fósforo parece ser la excepción”. Y que “el exceso de fósforo en bahías protegidas y lagunas conectadas al río puede producir floraciones de algas y eutroficación”.

Por su parte, el informe de Ecometrix resalta una conclusión similar: "la calidad del agua en el río Uruguay continuaría cumpliendo con las normas de calidad del agua de superficie de la DINAMA y la CARU, pero con la excepción del fósforo debido a su elevada concentración de línea de base".

Comentá la nota