Aguas Bonaerenses admite situación crítica y pide un mayor cuidado del recurso

El gerente de Operaciones de Aguas bonaerenses, Luis Volpi, se refirió hoy a los inconvenientes que sufre la población de la provincia por el problema de la escasez de agua potable, especialmente en la zona de Médanos y Bahía Blanca. Admitió que la provincia vive una “situación crítica” y pidió a los ciudadanos un mayor cuidado del agua.
En diálogo con Radio Provincia, Volpi descartó que la baja del Río Paraná vaya a afectar la “toma de agua de Punta Lara, con la que se abastece al 50% de la población de La Plata”, y aseguró que el descenso del nivel del agua del Río de La Plata tampoco perjudicará esa toma.

No obstante, el responsable operativo de Aguas bonaerenses aclaró que en la capital bonaerense, “el 50% del agua proviene de perforaciones que bombean desde el acuífero Puelche, y a raíz de la falta de lluvia se ha registrado una baja en los niveles dinámicos de las perforaciones, lo que obliga a nuestra gente a trabajar para ir a buscar el agua más abajo”, lo que “ha significado una merma importante en los caudales de producción”.

Asimismo el funcionario enfatizó que su área ha puesto a trabajar a todo el para mantener el sistema operativo, pero reclamó a la gente, “que cuide el agua”.

Si bien negó que se haya pensado en “discontinuar la entrega de agua”, reveló que la situación es grave en otras zonas de la provincia de Buenos Aires, en particular en Médanos, donde “tenemos racionalizada la entrega de agua”.

Y agregó que “en Bahía Blanca, a raíz de la falta de lluvias, estamos en una de las cotas más bajas en la historia y podemos llegar a tener alguna dificultad en lo que hace a la calidad”.

AL

Comentá la nota