Aguardan mejoras en la ruta Nº 32 a Salto que contribuyan a la seguridad en el sector

Usuarios del corredor provincial advirtieron sobre el deterioro en la cinta asfáltica, falta de señalización del trazado y de carteles indicativos y mojones. Esta carretera es sumamente utilizada por habitantes de la zona rural de los partidos de Pergamino y Salto.

De un tiempo a esta parte, la ruta Nº 32 que une nuestra ciudad con la vecina localidad de Salto, ha evidenciado deterioros en la cinta asfáltica, entre otras cuestiones como la falta de señalización del trazado y los carteles indicativos que contribuyen a la seguridad de los usuarios del camino.

Esta carretera es utilizada por una gran cantidad de habitantes de la zona rural de los partidos de Pergamino y Salto, como así también por residentes de Rancagua y Arroyo Dulce, que se dirigen diariamente a la ciudad cabecera para llegar hasta sus lugares de trabajo, establecimientos educativos o bien realizar distintos tipo de compras.

Algunos usuarios advirtieron a LA OPINION que si bien el estado de la ruta no es deplorable, presenta desperfectos que de solucionarse contribuirían grandemente a la seguridad de miles de personas que transitan frecuentemente por este corredor provincial.

Los desperfectos a los que se hace referencia dentro de esta jurisdicción se pueden observar en el trayecto que une Pergamino con Rancagua y hasta el límite con Salto, entre los que se pueden mencionar la falta de carteles que indican límites de velocidad, cruce de arroyos, curvas e ingreso a localidades, como así también la falta de mojones demarcatorios de los kilómetros.

La mayoría de las personas consultadas indicaron que la irregularidad que genera mayores problemas son las imperfecciones en la cinta asfáltica, la cual ha sufrido un deterioro en determinados sectores los últimos años y que resulta dañino para los vehículos.

En algunos tramos de la carretera, los baches han sido cubiertos con asfalto caliente, pero este material con el tiempo se desgastó y dejó de cumplir su función, transformándose en lo que comúnmente se denomina serrucho, que deteriora los vehículos y podría ocasionar un accidente, porque gran parte de los rodados decide esquivarlos sobre la marcha, con maniobras bruscas o cruzándose de carril.

Con respecto a la señalización es importante remarcar que en algunos tramos el trazado no tiene pintada la correspondiente cinta que divide los carriles y la doble línea que prohíbe el adelantamiento, como así también los carteles que advierten la proximidad de una curva, el cruce de un arroyo y el acceso a los pueblos. Si bien esta ruta es utilizada por lugareños, estos detalles son relevantes para las personas que desconocen las inflexiones del camino.

Por otra parte, la falta de mojones es también motivo de reclamo, ya que los mismos cumplen un papel importante para la ubicación. Al igual que los carteles indicativos de las calles, la señalización del kilómetro de carretera por el que vamos es también una forma de orientarse para llegar hasta los establecimientos rurales del partido.

Tal como indicaron algunos usuarios si bien no son tan graves los desperfectos de la ruta Nº 32, la señalización y corrección de los tramos imperfectos serían de gran importancia para mejorar la seguridad de este corredor provincial para beneficio no sólo de los pobladores del Partido de Pergamino y la zona, sino para ocasionales usuarios que desconocen esta carretera.

Comentá la nota