Aguardan ayuda financiera para el sector ganadero

La Sociedad Rural espera la llegada de una asistencia financiera por 500.000 pesos destinada a la compra de maíz. La intención es distribuirla entre las sociedades rurales del interior.
Los productores rurales riojanos aguardan el arribo de la asistencia financiera que el Gobierno se comprometió a brindar al sector ganadero para paliar los efectos que la crisis hídrica está causando entre el ganado vacuno.

Así surgió tras una reunión que semanas atrás mantuvo el gobernador Luis Beder Herrera con las autoridades de la Sociedad Rural y en la que se abordó la grave problemática que afecta al sector.

Domingo Gómez, presidente de la Sociedad Rural, dijo que el sector está a la espera de que se concrete la ayuda financiera y añadió que las expectativas estaban cifradas en que la asistencia llegara antes de fin de año, pero existió una dilación en los plazos y que recién en enero podría llevar el envío.

"Habíamos acordado que la semana pasada se concretaría esta asistencia, pero al final se está dilatando todo y no sabemos bien cuándo tendremos esta ayuda. Mientras tanto, los productores siguen esperando y la situación es muy complicada", afirmó Gómez.

El titular de la Sociedad Rural recordó que en esa reunión con el Gobernador se acordó una asistencia financiera de 500.000 pesos, que se destinaría al sector ganadero vacuno para la compra de maíz para alimentar a los animales.

Números

Cabe recordar que, antes de reunirse con Beder Herrera, Gómez le había dicho a NUEVA RIOJA que es alarmante la situación en el campo y que las cifras de mortandad animal a causa de la sequía habían superado todos los índices que habitualmente se registran.

En ese contexto, la Sociedad Rural había reclamado la urgente intervención del Gobierno para paliar esta crisis. Gómez aseguró que esos 500.000 pesos serán distribuidos en partes iguales entre las diez Sociedades Rurales que hay en la Provincia. "Si la cifra no se modifica, le van a corresponder unos 50.000 pesos a cada Sociedad Rural", informó.

El dirigente ruralista estimó que con 50.000 pesos se pueden comprar unos 100.000 kilos de maíz de los cuales les correspondería a cada productor unos 200 kilogramos.

Con respecto a la falta de agua, Gómez insistió en que las recientes lluvias no alcanzarán para revertir la crisis del campo. "Las lluvias actuales no alcanzan para nada. El alivio es mínimo y el problema va a seguir. Por eso estamos esperando esta asistencia para salvar al ganado vacuno que está en peligro. Estamos intentando que no sigan muriendo animales y que las pérdidas no sean totales", dijo.

Más adelante, recordó que en la Provincia hay 350.000 hectáreas destinadas al sector ganadero, pero que sólo hay una población de unas 200.000 cabezas de ganado vacuno.

Comentá la nota