Aguardan un aumento en las ventas de pasajes para la segunda quincena.

A días de que finalice las primera quincena de enero, los dueños y empleados de las agencias de viajes de la región esperan que en la segunda parte del mes aumente la demanda de boletos ya que aseguraron que “cayó la venta” con respecto al mismo período del año pasado. Además, reconocieron que “no llegaron a agotarse porque la gente no compra con tanta anticipación”. Algunos, apuntaron contra las inmobiliarias de la Costa Atlántica ya que indicaron que “tienen los alquileres muy caros”.
Hay quienes aún no se ponen de acuerdo acerca del destino de las próximas vacaciones. En cambio, otros todavía dudan en viajar. Eso es lo que claramente se ve reflejado en las agencias de viajes de la región, que anhelan que la demanda de pasajes aumente en la segunda quincena del mes ya que señalaron que “la venta cayó” con respecto al mismo período del año pasado.

La crisis financiera mundial, la inestabilidad económica y los alquileres caros suelen ser las causas por las que las empresas de viajes no logran colgar en sus boleterías el cartel de “agotado”.

En diálogo con Info Región, Liliana Fernández –empleada de la agencia Plusmar de Lomas de Zamora- explicó que “los clientes ya no compran los boletos con tanto tiempo de anticipación como sucedía en otros años porque hay muchos que todavía no saben qué va pasar con la economía y tienen miedo de gastar los ahorros”.

Y agregó: “Los que compran pasajes deciden esperar hasta último momento para ver si de las inmobiliarias bajan los precios de los alquileres”.

En este punto es para resaltar que en la Costa Atlántica se comenzó a notar una baja en los precios de alquileres de departamentos y casas. Esto se debe a que la cantidad de veraneantes durante la primera quincena fue menor que la del año pasado y no quieren tener pérdidas económicas al final de la temporada.

“Desde octubre del año pasado las inmobiliarias comenzaron a hablar de precios que eran sumamente elevados y la gente, sin duda, se asustó y ahora no sabe si viajar o no”, comentó una vendedora de Judith Tour, de Monte Grande.

Además de los alquileres caros, a la merma de la venta de boletos se le sumó la incertidumbre del futuro económico en el país.

Al respecto, desde la empresa Adrogué Bus, situada en Canale al 900, apuntaron que “la gente está con miedo a gastar su dinero debido a la crisis que se avecina para este año, por ello nuestro nivel de ventas ha disminuído mucho, más de lo que nosotros estábamos esperando, vamos a ver si mejora la demanda en los próximos días”.

La esperanza de los empleados de las agencias de que la demanda crezca está puesta en que muchos empresarios de Mar del Plata anunciaron estos días que los precios van a bajar en la segunda mitad de enero. “Esperemos que las tarifas estén accesibles para los bolsillos de la gente y así se animen a viajar”, manifestaron.

En otro orden, las empresas de viajes coincidieron en que los lugares más solicitados por los pasajeros son “como siempre” toda la Costa Atlántica y Córdoba.

Comentá la nota