“Hay que aguantar la crisis hasta junio de 2009"

Lo expresó el gobernador José Alperovich durante una cena en la que festejó sus cinco años de mandato. También dijo que “la provincia tiene que estar preparada para dar un salto hacia adelante”.
Para el gobernador José Alperovich, habrá que aguantar los efectos de la crisis financiera mundial hasta junio de 2009. Después de ese tiempo aseguró que la provincia saldrá fortalecida. El mandatario festejó ayer sus cinco años en el gobierno con una cena de la que participaron 500 personas. Además de hacer un balance de su gestión, agradeció a su equipo por el acompañamiento y los calificó como “sus amigos”, en reiteradas ocasiones.

Con la marcha peronista de fondo, Alperovich ingresó al salón donde fue recibido con el aplauso de los presentes. Participaron además la esposa del mandatario y diputada nacional Beatriz Rojkés de Alperovich, el vicegobernador Juan Manzur, ministros, secretarios, subsecretarios, legisladores oficialistas, intendentes y delegados comunales, entre otros funcionarios. La idea de organizar el encuentro, según contó Alperovich, fue de Manzur.

Agradecimiento

"Hoy quiero hablarles más como un amigo que como el gobernador. Por razones de tiempo hubo ocasiones en que no pude estar con ustedes ni agradecerles el acompañamiento", le dijo Alperovich a su equipo.

"Siempre he dicho que lo más difícil para un político es tener los objetivos claros, y con este grupo de amigos hemos decidido cambiar la vida de los tucumanos para que la provincia no vuelva a ser lo que era antes", dijo Alperovich, y reconoció que durante su mandato había aprendido que "política y gestión van de la mano".

"Nos costaba al principio, pero hoy me siento orgulloso de todos ustedes. Estamos viviendo el cambio, y aunque no lo crean, ya están en los libros de historia", aseveró el gobernador.

También dijo que siente que su equipo de gobierno "está poniendo la vida" para mejorar la provincia. "No es lo mismo hacerlo con pasión, con sentimiento", expresó. "Somos ejemplo en el resto del país", añadió.

Después, Alperovich remarcó la importancia de trabajar en conjunto y de estar "al lado de la gente". "Cuando más militamos, más fácilmente nos damos cuenta de lo que falta por hacer", indicó.

Así, dijo que "se ha despertado en la sociedad la sensación de que se puede avanzar". "Esto nos obliga a exigirnos cada día más y a redoblar los esfuerzos", admitió.

Oportunidad

La crisis mundial fue otro de los temas importantes a los que se refirió Alperovich. "El mundo está cambiando, y los efectos de la crisis también están llegando acá. Se acabó la financiación a 10 cuotas con tarjeta. Se están pagando altas tasas de interés y esto afecta al consumo. Uno como gobernador no puede desconocer lo que pasa", comentó. Según Alperovich, en octubre notó que había empezado a caer el nivel de actividad comercial. "Se está vendiendo menos, la gente empezó a tener miedo y cuida más la plata", señaló. "Estados Unidos y Europa no se pueden dar el lujo de que les suceda lo que vivimos en 2001 y 2002", agregó.

Sin embargo, Alperovich dijo que las crisis significan también oportunidades. "Hay que aguantar hasta junio del año que viene. El mundo no se puede caer, y la provincia tiene que estar preparada para dar un salto adelante", afirmó. Así, dijo que durante los próximos meses será necesario "gastar sólo lo indispensable" y "estar con la gente" y tener en cuenta el "humor social". "Hay que estar a la par de las personas, sino el mal humor se vuelve contra la dirigencia política. Eso pasó en 2001 y 2002, aunque también hubo mucha negligencia de los políticos, así que nosotros tenemos que ser mucho más inteligentes", afirmó.

Además, reconoció que no se pueden tomar medidas "que puedan crispar a la sociedad".

El gobernador dijo estar convencido de que si se trabaja como en estos cinco años, la provincia podrá crecer. "Si seguimos trabajando como hasta ahora, como amigos, sin internas, el salto será grande", prometió.

Luego Alperovich dijo que sus colaboradores eran "un lujo". "Este capital humano no tiene precio. No hay plata que pague lo que vale este equipo", afirmó. "En los gobiernos de otras provincias hay internas terribles, pero acá tenemos un norte común, un objetivo claro", añadió.

Con respecto a las próximas elecciones, dijo que "no hay que darle de comer a la oposición". "Agachemos la cabeza y sigamos laburando. No peleemos con nadie. Que digan lo que quieran", expresó.

Autocrítica

Antes de ingresar al salón, Alperovich habló con los medios. Con respecto a posibles cambios en su equipo de colaboradores, Alperovich dijo: "Creo que tengo conmigo a la mejor gente. Por eso está. No sé si es la mejor, porque en definitiva siempre hay mejores, pero todos están acompañando y lo están sintiendo a este proyecto". También dijo que todos los días se hace autocríticas. "El que diga que siempre ha hecho lo mejor y que no se equivoca es mentira", comentó. Además señaló como uno de los desafíos el tema de la coparticipación. "Hay que trabajar fuerte para que no nos quiten coparticipación. Es una discusión a nivel nacional que se dará recién en 2010", indicó.

Comentá la nota