Aguad quiere Alianza II infinita para ganar a K

La gran entente nacional daría una excusa en la provincia de Córdoba para acordar con Luis Juez.

Oscar Aguad sostiene que la Alianza II no debe tener más límites que el kirchnerismo, e imagina en ese caldero tanto a Julio Cobos, como a Elisa Carrió o Mauricio Macri. Reclama un amplio acuerdo programático para conformar una entente que logre derrotar al oficialismo en la elección legislativa del 25 de octubre. Desde ya, ese paraguas nacional serviría para cobijar un acuerdo provincial con Luis Juez, que al jefe de los diputados nacionales de la UCR le sería funcional para ser reelecto.

En declaraciones al diario Página 12 desde Cariló, Aguad señaló que “el adversario de la Argentina es el subdesarrollo, y el futuro es el desarrollo”.

“Ahora si empezamos a decir que el problema pasa por (Elisa) Carrió, por (Julio) Cobos, por (Mauricio) Macri estamos en la misma de siempre; para derrotar al subdesarrollo, lo primero que hay que hacer es derrotar al populismo (y) hoy el populismo lo representa Kirchner”, recalcó el radical.

“El subdesarrollo no se derrota en una elección pero en algún momento hay que iniciar el camino”, dijo.

Para Aguad, en la elección de octubre “puede haber una vuelta de página”. “Se puede dar un cambio significativo -agregó- y el oficialismo puede perder las legislativas, pero para eso la dirigencia tiene que dejar de pensar en sí misma y tener la cabeza abierta para observar lo que puede ser el futuro de los próximos 30 o 40 años”.

Aguad sostuvo que “hay que obviar las cuestiones personales”. “Por un lado, están los que quieren continuar con la Argentina del subdesarrollo y por el otro estamos los que queremos apuntar a una Argentina diferente, ésa es la clave”, consideró.

“No hay más que dos proyectos: el proyecto actual con Kirchner y los que queremos un cambio. Lo único que habría que ver son los prontuarios. Si nosotros seguimos con la vieja política de ‘no me siento con fulano’, esa es la Argentina del fracaso. Yo he hablado mucho con Federico Pinedo, con Adrián Pérez, con Lilita Carrió, he hablado con Macri incluso, también con Felipe Solá”, contó.

Camino irreversible

“Bueno -continuó-, hay que juntar toda esa dirigencia, hay que potencializar a los dirigentes sindicales y gremiales que están en la misma sintonía, los dirigentes industriales, del comercio, de la banca. Todos los argentinos que quieran dar este paso trascendente tienen que estar de un lado. Este camino es irreversible”.

“La Argentina tiene que ser un país industrial -expresó-, un país desarrollado, un país que genere puestos de trabajo, que genere riqueza, y para que ese país florezca hacen falta acuerdos y no sólo de la dirigencia política sino también de la dirigencia empresarial y social”.

“Hay que pensar en un proyecto de país y no en proyectos personales. Si la Argentina sigue con esta fórmula de la vieja política de hacer acuerdos que tienen que ver con personas y no con programas, la frustración va a seguir unos años más”, reflexionó.

Finalmente, respecto a la posible candidatura de Carlos Reutemann, reclamó al santafesino que “jure ante una Biblia que no va a utilizar la pobreza como capital político y que va a tratar de desarrollar el país”.

Comentá la nota