Aguad ya le pide letra a los intendentes para gobierno 2011

El diputado no ocultó sus aspiraciones de candidatearse para la Provincia. Exige un programa de gestión y la unidad del radicalismo.
"Los convoco a que construyamos un programa para gobernar Córdoba en 2011", invitó ayer Oscar Aguad a los intendentes que participaron del besamanos a los legisladores nacionales electos, en la sede del Ente. La propuesta, y la salva de aplausos que la coronó, tuvo la fragancia de un lanzamiento de candidatura, aunque Aguad luego relativizara a LA MAÑANA esta sensación.

El uso del condicional "si" en la política es, normalmente, una finta para no contestar "sí". De ese modo, debe leerse que a la pregunta de si estaba anunciando su postulación a gobernador para dentro de dos años, el flamante campeón electoral del radicalismo dijera: "No tengo problemas en ser candidato, si hay un programa de gobierno". Y como programa nunca falta, porque hasta obliga a tenerlo la Justicia Electoral, la Unión Cívica Radical parece estar muy cerca de resolver una de las plazas más codiciadas, es decir la próxima candidatura a gobernador.

También recurrió al condicional el flamante senador nacional electo, Ramón Mestre, quien ayer cumplió 37 años. ¿Será el próximo presidente del Comité Provincia de la UCR? "No, pero ‘si’ me lo pide el partido...", contestó.

Las conversaciones de radicales, días después de la elección, oscilan entre esos dos asuntos: los candidatos para el 2011 y la nueva conducción partidaria.

Aguad destacó, frente al centenar de intendentes que concurrió a la sede del Ente en calle Duarte Quirós, la "increíble elección que hemos hecho en el interior". "Esto (por el triunfo) es de todos", enfatizó.

Llamó, después, a la unidad partidaria, que consideró la llave del éxito. "Las divisiones nos mataron", rezongó sobre el pasado de la UCR.

En el mismo sentido, opinó sobre la interna partidaria, reabierta ahora por la necesidad de renovar las autoridades. Poco dispuesto a extenderse sobre el asunto, ante la consulta de este diario, Aguad señaló que debe resolverse "entre todos". "No es momento para que un sector se imponga a otros", agregó para espantar los fantasmas a los que temen los radicales que no militan detrás de la dupla Mestre-Aguad, que ganó crédito para quedarse con la mayor porción de la torta rojiblanca.

Mestre, luego de colocar en una zona gris su posible acceso a la conducción partidaria, sostuvo que Mario Negri, el actual presidente del Comité Provincia, debe "pensar por qué actuó como actuó". "Nadie le pide la renuncia", advirtió. Negri pidió licencia hasta el lunes pasado, durante toda la campaña electoral, enojado porque la UCR rechazó la alianza que él promovía con Luis Juez. Ahora, regresó a celebrar la victoria, lo que indignó a quienes caminaron la provincia los últimos dos meses.

De la reunión de ayer participaron también los diputados electos Hipólito Faustinelli y Gladys Espíndola. El actual legislador provincial subrayó la victoria radical en el departamento Río Segundo (el suyo). Espíndola, mujer de pocas palabras (no llegó a los 60 segundos de exposición), sólo dijo que fue "honrada" por la candidatura.

Comentá la nota