El agua volvió a correr por la cuenca del río Diamante

Al igual que sucedió en los ríos Tunuyán Inferior y Mendoza, se comenzó a cargar el sistema de hídrico de San Rafael, que irriga a 71.000 hectáreas bajo cultivo.

El Departamento General de Irrigación a través la Subdelegación de Aguas del río Diamante, concluyó su período anual de corta de aguas. El jueves se abrieron las compuertas primero en el dique El Tigre y finalmente el dique Derivador Galileo Vitale, permitiendo que el agua vuelva a correr por el río Diamánte.

Desde dique Derivador Galileo Vitale se inició la dotación de la red primaria de riego, a través de los canales Marginal Izquierdo y Derecho. A través de estos cauces se irrigan aproximadamente 71.000 hectáreas bajo cultivo de 10 distritos del departamento de San Rafael: Villa 25 de Mayo, Las Paredes, Ciudad, Cuadro Nacional, Monte Comán, Cuadro Benegas, Rama Caída, Los Claveles, Goudge y La Llave.

A partir del canal Marginal Margen Izquierda, toman agua 15 canales, entre ellos el canal Socavón y Frugoni-Marco, lugar donde actualmente se concluye una de las obras hídricas más trascendentales para las más de 6.000 hectáreas que riegan estos cauces. Se trata del revestimiento de más de 40 kilómetros, en lo que será la unificación del Frugoni-Marco en obras de vinculación que conducirán toda el agua a través del canal Socavón. Un beneficio largamente esperado por el sector productivo de la zona, que implicó una inversión de $50 millones.

Residuos y más residuos

Tal como ha sucedido en los ríos Tunuyán Inferior y Mendoza, el Diamante no escapa a uno de los flagelos que más daño produce a la agricultura y al medio ambiente en general, se trata del arrojo indiscriminado de residuos a los cauces, utilizándolos como basureros.

Los canales Cerrito, Pavez, Ballofet y Salas, son algunos de los principales cauces que, a su paso por zonas urbanas, reciben el vuelco de distinto tipo de elementos desde pañales, botellas plásticas, materiales de construcción, etc.

Según explicó el subdelegado de Aguas del río Diamante, Favio Chiacchio, la cantidad de residuos que se extrajeron de los canales del Sur no han sido volúmenes tan elevados como años anteriores debido al Programa Integral de Limpieza de Cauces de Riego.

El Plan fue una decisión de gestión tomada por José Luis Álvarez, al asumir su gestión al frente del DGI. A partir de esta decisión, se han limpiado cauces y arroyos en toda la Provincia, incluso en lugares donde hacía cerca de 27 años no se efectuaba un mantenimiento.

En el caso del río Diamante, también durante el período de corta, se limpiaron cientos de kilómetros de canales y esto llevó a estimar en cerca de 20 las camionadas de residuos que se levantarán en la zona de Cuadro Nacional. Allí confluyen la rama Goudge y el canal Elena, que arrastran muchos residuos urbanos.

El superintendente General de Irrigación, José Luis Álvarez, destacó la importancia del mantenimiento permanente de los canales al igual que las obras hídricas, pero también anunció la puesta en marcha de un programa para la educación en cultura del agua. El mismo busca recuperar los principios de un cuidado del agua en calidad y un respeto por el medio ambiente.

Coment� la nota