Agua Rica: convocan a una mesa de diálogo

El Movimiento Catamarca para Todos propone un debate sobre el impacto del proyecto minero del que tomen parte comuna, provincia, CD, empresa y también la comunidad.
A través de un documento denominado ´Andalgalá en su hora crucial para el desarrollo´, el Movimiento Catamarca para Todos, integrado por ex edil Carlos Haddad y los concejales Jorge Ramos y Luis Valdez, fijó postura en relación con el emprendimiento minero Agua Rica y convocó a una mesa de debate para que las distintas partes involucradas -provincia, municipio, Concejo Deliberante, comunidad- analicen el impacto ambiental del proyecto.

Tras manifestarse a favor de "una minería responsable y controlada", los firmantes convocan a una mesa de diálogo para debatir "los puntos más álgidos del proyecto Agua Rica", y en donde no sólo se discuta la evaluación del Informe de Impacto Ambiental realizado por la Universidad de Tucumán a pedido de la comuna, sino también "el análisis efectuado por parte de la Secretaría de Minería y lo presentado por la empresa".

Los referentes de Catamarca para Todos, principales opositores al intendente andalgalense José Perea, remarcaron "la demora, justificada o no, por parte de la Secretaría de Minería de la Provincia, en la aprobación global o modificada" del Informe de Impacto Ambiental presentado -remarcan- "hace ya 18 meses" por Agua Rica. "Es necesario un pronunciamiento por parte de las autoridades de aplicación de la provincia a los efectos de que la empresa cumpla las exigencias solicitadas, elaborando los nuevos proyectos sobre los puntos cuestionados".

Las críticas a Perea tienen que ver con "los cuestionamientos y advertencias" contemplados en el análisis del estudio de impacto ambiental realizado por la Universidad Nacional de Tucumán. Según denuncian los concejales en el documento, "se pretende conseguir un resarcimiento económico en una mesa de negociación con la empresa, por parte del intendente, algunos funcionarios e instituciones del medio, dejando de lado las observaciones al Informe de Impacto Ambiental, como si todo fuese un toma y daca, y privilegiando únicamente el aspecto económico para un municipio que se encuentra con sus cuentas en rojo, como consecuencia de la discrecionalidad en el manejo de los fondos públicos".

Comentá la nota