Sin agua a pesar que en la cancha de golf internacional sobra.

Según un informe publicado en el sitio web "Agencia El Naciente", firmado por Diana Gagliano, en cercanías del Dique San Felipe de nuestra provincia, vive un grupo de campesinos, que han sido organizados por "Silvana", quien le dijo a ese medio que "los conflictos son comunes a todos, por eso la lucha debe ser en grupo, aquí hay mucha producción familiar, acá faltaba como sacar el agua, como almacenarla y hacerla llegar hasta la canilla en la casa.
Funcionaba con pozo balde, y aquí pegaditos a nosotros tenemos una cancha de golf internacional que le prenden por día varias horas los picos regadores y los vecinos de esa cancha tienen chagas y tienen que sacar el agua a balde del pozo".

Esta frase de Silvana, habla a las claras de las políticas de nuestro gobierno provincial, que prioriza permanentemente las actividades faraónicas para unos pocos, en lugar de incentivar la producción en cooperativas de nuestros pequeños productores, para quienes seguramente no llegan los publicitados créditos del Ministerio del Campo, que sin lugar a dudas benefician a los grandes productores.

Este grupo de campesinos, asociados en forma particular, se de dedican a la crianza de "chivitos, vacas, gallinas, cerdos, ovejas y un grupo de mujeres se dedica a la hilandería y el telar. Son noventa las familias que viven junto a este Dique, que se construyó hace más de 100 años".

En la nota se sigue reflejando el olvido del gobierno provincial, puesto que "juntos combatieron el mal de chagas en toda la zona", dicen, aclarando que "hicimos varios viajes al hospital y luego a la casa de gobierno en la provincia, el que estaba a cargo del programa era un señor mayor que le había informado al gobierno que nosotros no teníamos mal de hagas, por ultimo fui con ella y después de charlar un rato le dije que podía comprobar que había chagas y había enfermos".

"Aquí hay mucha vinchuca", señala al sitio web una campesina, y tuvieron que hacer las cosas prácticamente ellos para combatirla, puesto que debido a la persistencia de su reclamo "estuvieron unos días y nosotros les ayudamos a fumigar, fueron a 90 viviendas, en cada paraje hicimos dos equipos, en vez de entregarle la droga a la gente nosotros hicimos el trabajo".

Y Silvana no se queda corta demostrando el abandono que sufren por parte de las autoridades del Ministerio de Salud a cargo de Adrián Garraza, afirmando que para "conseguir remedios para un enfermo, me llevo un año de patear puertas" y afirma que "el 8% de la población de aquí esta infectada (por el chagas), uno de los más altos de la provincia, creo", asegurando que "el chagas no agarra al rico, al que tiene un buen pasar, agarra a los que tienen una casa humilde, a los que viven en el campo, en zonas rurales".

Un campesino, deja en claro el esfuerzo que tienen que hacer para poder lograr cosas para la comunidad, al afirmar que "tenemos muchas cosas que hacer: un tema importante es la luz, hoy fijate que no tenemos luz, hay pantallas solar, pero eran muy caras, y no teníamos ni un centavo, decidimos hacerlo con recursos propios, Fuimos a ver gente pero nadie colaboró. Lo hicimos con carreras de caballos, muchas rifas, así logramos juntar 8000 pesos, no juntamos para las 13 pantallas que queríamos, pedimos un crédito al PSA, que se lo devolvimos, juntando las monedas y compramos las pantallas solares".

Se quejan, porque en el lugar "se está quedando solo la gente mayor, los jóvenes se están yendo y esto da un sin sabor", y Silvana da el ejemplo de honestidad de esta población campesina al señalar que en "esta organización hay un respeto muy alto entre las partes, problemas hay, nos peleamos, tenemos diferencias, pero en la asociación hay compañerismo, el resguardo de los fondos es impecable, es decir no hay rasguñadas, se cuida el dinero de todos y se distribuye democráticamente".

Como contradiciendo el discurso oficial de que San Luis es discriminada por la Nación, Silvana afirmó que "los planes Manos a la Obra que obtuvimos no fueron solo para producción sino básicamente para mejorar la vida de las familias, poner agua, limpiar los gallineros para matar las vinchucas. ¡Cuantos años vivimos con el pozo balde!".

En el tema viviendas, también fueron discriminados por el gobierno provincial, así lo deja saber cuando afirma que "el tema de la vivienda, nosotros ya le hemos dicho a los funcionarios que nosotros no queremos una vivienda con pisos de cerámica o azulejos pero si que sea digna, una buena abertura, techo de chapa, contrapiso de porland, que no la regalen, que den facilidades para pagarlas… Para nosotros esto no llega".

Comentá la nota