El agua es nuestra, los canales son ajenos

El agua es nuestra, los canales son ajenos
A partir de un informe elaborado en base a fotografías aéreas y datos catastrales, la provincia les reclama a los productores la clausura de los canales que provocaron la inundación en San Antonio de Areco.
A partir de un informe elaborado por la Dirección de Hidráulica y la Autoridad del Agua bonaerenses, el gobierno provincial intimó ayer a cerrar los canales de desagües construidos sin ninguna autorización y hoy les exigirá lo mismo a otros 13 productores. El informe realizado a partir de imágenes aéreas, satelitales y datos catastrales del municipio de San Antonio de Areco permitió encontrar los canales e intimar a sus dueños. Además, se investiga la situación irregular de otros "10 o 15 canales más a lo largo de la cuenca del río Areco", explicó el director de Hidráulica bonaerense, Norberto Coroli, en diálogo con Página/12.

A partir de la intimación, los propietarios tienen un plazo de cinco días para presentar la documentación que justifique la obra de canalización. Vencido el plazo, se declarará la "clandestinidad" del desagüe y a través de una orden de la Autoridad de Agua –de acuerdo con el Código de Aguas– el propietario del campo deberá restituir al terreno a sus condiciones naturales, o sea, tapar el canal. De no hacerlo, intervendrá la Justicia y la provincia se encargará de recuperar el terreno pero cargará las costas de la obra al dueño del campo.

Según Coroli, el análisis y la aprobación de una obra de canales es lo que permite asegurar que "durante épocas en las que hay excesos de agua y el productor quiera recuperar un sector bajo de su campo no perjudique a terceros". El método que permitió hallar 25 canales irregulares en la cuenca del río Areco –e intimar, hasta hoy, a 17 propietarios– se sustentó en tomas fotográficas aéreas e imágenes satelitales. Una vez identificados, la Dirección de Hidráulica constató la inexistencia de documentación habilitante para la obra y la Autoridad de Agua, a partir de las informes catastrales del municipio de San Antonio de Areco y de la autoridad de recaudación provincial (ARBA), estableció quiénes son sus dueños. En los próximos días se avanzará sobre los datos catastrales de los campos con canales irregulares ubicados en partidos vecinos como San Andrés de Giles y Carmen de Areco, con afluentes al río Areco.

Los canales habrían sido construidos por los productores para evitar el anegamiento de sus campos con las fuertes lluvias, con el consiguiente perjuicio para su producción. Pero el exceso de agua escurre hacia el río Areco, que hace diez días desbordó e inundó el casco de la ciudad.

Coroli destacó que se "están juntando los elementos" para analizar cuánto influyó cada factor, contando la cantidad de precipitaciones que derivó en la poca capacidad de absorción de la tierra, la acción de los puentes como retenedores y los altos niveles del río Paraná, donde desemboca el caudal del Areco.

"Evidentemente, las obras están presentes y hay que analizar su comportamiento y cuánto influyeron en la inundación. Los canales son un hecho que podemos controlar, una lluvia no. Estas obras están hechas por el hombre y generaron una situación por desidia, de quien construye sin la autorización necesaria. La irresponsabilidad estuvo en haber hecho obras sin autorización", resaltó el director de Hidraúlica.

La encargada de dar el anuncio oficial de las intimaciones fue la ministra de Infraestructura bonaerense, Cristina Alvarez Rodríguez, en la mañana de ayer. La ministra apuntó que no se trata de "atacar a los productores rurales en su conjunto. Algunos cometieron actos irregulares, lo que perjudicó el caudal de agua en una zona con precipitaciones inéditas", aclaró la ministra. Además, resaltó que "será la Justicia la que dictamine, finalmente, las responsabilidades que desencadenaron el desborde del río Areco".

En cuanto a la falta de controles por parte del Estado que se reclamó tras las denuncia de los canales, el director de Hidráulica advirtió que desde 2001 se intervino en 1600 casos por irregularidades. "El poder de policía lo tiene el Estado pero la responsabilidad es de los dueños", resumió Coroli respecto de la voluntad de pedir los permisos necesarios, que demoran entre dos y tres meses.

En Areco, el agua sigue bajando pero con unos 30 vecinos autoevacuados y el centro de evacuados reabierto ante la posibilidad de nuevas tormentas. Según el Servicio Meteorológico Nacional, se esperan lluvias de variada intensidad para la zona. El único alivio es la llegada de 1.500.000 pesos para subsidiar a los damnificados de los barrios periféricos y el lanzamiento de créditos en el Banco Provincia para los comerciantes.

Comentá la nota