Agua: habrá ensayos de restricciones este mes

El intendente Breitenstein dijo que se harían una vez por semana, para que ABSA mida el impacto de las tareas y haga las correcciones necesarias. "Así, cuando haya que realizarlas, no tenemos errores en su implementación". Hoy vendría Scioli.
El jefe comunal Cristian Breitenstein anunció ayer que durante este mes se harán ejercicios de restricciones en el abastecimiento de agua, en el marco de la crisis hídrica, para que la empresa ABSA mida el impacto de las actividades y realice las correcciones necesarias.

Las pruebas se realizarían una vez por semana, aunque no se confirmó qué día comenzarán.

Breitenstein también habló sobre el comité de crisis multisectorial, creado con el objeto de enfrentar en forma conjunta la escasez de agua potable en la ciudad. El primer encuentro del organismo se desarrolló ayer, en el Salón Blanco del Palacio Municipal.

Allí estuvieron las fuerzas armadas, las de seguridad, organismos del Estado, cámaras empresariales, autoridades de instituciones de bien público y de atención a las emergencias, así como los cuerpos de bomberos.

Hoy podría visitar Bahía Blanca y Punta Alta el gobernador Daniel Scioli.

Voluntarios

El intendente Breitenstein anunció que se habilitará un registro de voluntarios para colaborar con el Estado en un plan de contingencia.

"Estoy proponiéndole a la gente no entrar en pánico y tampoco en la improvisación o en la sensación de que nada se está haciendo. Estamos trabajando, estamos ocupados. Hay un plan de contingencia. El pánico, a veces, paraliza. Nos ha tocado gobernar muchas situaciones de emergencia y la ciudad ha podido salir airosa de ellas".

Sequía: los campos de la zona cubrieron la ciudad

Viento y tierra. La combinación de estos factores hace que cada vez sean más frecuentes las postales bahienses como esta, tomada ayer a media tarde desde el sector de la loma denominada Ojo en la Ruta, sobre avenida Cabrera. Los vientos superaron los 90 kilómetros por hora. En el aeropuerto, la visibilidad limitada a 500 metros impidió el aterrizaje del vuelo procedente de Buenos Aires. El fenómeno se produce por la sequía que afecta a la ciudad y la región.

Comentá la nota