El agua estancada por la lluvia evidencia fallas en obras hídricas.

El agua estancada por la lluvia evidencia fallas en obras hídricas.
LOMAS: La lluvia del ayer por la madrugada alcanzó para dejar a la vista, una vez más, las fallas en materia de obras en Santa Marta, Lomas de Zamora. De nuevo una gran cantidad de calles quedaron anegadas y los colectivos debieron desviarse de su recorrido habitual. En ese sentido, los residentes reiteraron su pedido de "obras de infraestructura para solucionar el problema". "No hubo un temporal como para que las calles se inunden tanto, es una vergüenza", manifestaron en diálogo con Info Región.
Basta con una lluvia persistente durante algunas horas para que circular por Santa Marta, Lomas de Zamora, se transforme en una misión prácticamente imposible. En numerosas arterias de la zona el agua lo copó todo, e impidió la normal circulación del tránsit, lo que además dejo durante buena parte de la jornada de ayer a cientos de vecinos anegados.

La situación que se registró durante la madrugada del viernes y todo el sábado fuerza a posar la mirada sobre un problema constante y que le genera serios inconvenientes a los residentes del lugar: las fallas en materia de obras hídricas de la zona.

"No hubo un temporal como para que las calles se inunden tanto, es una vergüenza. No podemos ni siquiera salir de nuestras casas o ir a trabajar, el agua se estanca de vereda a vereda durante horas", manifestaron indignados los residentes, en diálogo con Info Región.

Las calles que sufrieron las mayores complicaciones fueron Copihué, Lisandro de la Torre –a la altura de la calle Las Tropas- e Iparraguirre al 900.

Una de las mayores preocupaciones de los damnificados recae en que el agua de lluvia acumulada no se desagota con facilidad, ya que aseguran que "los desagües están tapados".

"Siempre pasa lo mismo, no es un problema nuevo. El agua queda durante un montón de tiempo en el lugar porque los desagües están tapados o rotos. Hicimos reclamos ante la Municipalidad, pero nadie nos dio una respuesta, ni tampoco solucionaron el problema", sostuvo Alfonso Martínez, que hace más de 20 años vive sobre la calle Iparraguirre.

En tanto, los baches y el deteriorado asfalto provocan que los vehículos se rompan cuando intentan circular por las arterias inundadas.

"El problema es que muchos coches se rompen intentando pasar por las zonas inundadas. Hay pozos y las calles están rotas, pero lo peor del caso es que con el agua estancada, los baches no se pueden apreciar a simple vista", remarcó María Elena Rey, ante la consulta de este medio.

Al tiempo que afirmó: "Santa Marta está completamente relegada, parecemos vecinos de segunda. Nadie nos tiene en cuenta y las autoridades hacen como si no existieramos. Lamentablemente para ellos, somos parte de Lomas y tendrían que hacer las reparaciones necesarias para que podamos vivir con dignidad. Cada vez que caen dos gotas el agua entra a las casas, los arroyos desbordan y quedamos varados del resto de la ciudad", sentenció Rey. Y añadió: "Necesitamos una respuesta, que alguien nos dé una solución, no podemos seguir de esta manera".

En ese contexto, varias líneas de colectivos debieron desviarse de su recorrido habitual, lo que generó serios trastornos para los usuarios.

"Cuando llueve tenemos que cortar el tránsito porque se producen olas –literalmente- y el agua llega a las veredas, es un desastre. Además, los colectivos se desvían porque no pueden ingresar a las calles inundadas y la gente no sabe cómo trasladarse para ir a sus trabajos", concluyeron.

Comentá la nota