Agua y energía: Disminuyen los reclamos de vecinos luego de distintas obras de infraestructura

Desde la Defensoría del Pueblo, sostienen que la puesta en funcionamiento de la nueva planta potabilizadora en el circuito 5, así como las ampliaciones de redes eléctricas mediante la instalación de transformadores, estaciones transformadoras y paulatina renovación de cableados, han hecho cesar los reclamos por deficiencias en la provisión de agua potable y energía eléctrica, tanto en esta capital, como en diferentes puntos de la Provincia.
La Constitución Provincial, en su Art. 153º estatuye que compete a la Defensoría el control en la normal prestación de los servicios públicos.

El organismo, ha venido interviniendo en estos años como uno de los principales receptores de los reclamos de la comunidad, especialmente en lo que respecta a las quejas por incumplimiento de las obligaciones de EDEFOR y Aguas de Formosa. En cada caso que se presenta, el procedimiento determina la presentación previa por ante las empresas, para luego acudir al Ente Regulador (EROSP).

Lo que se ha producido es más que un abrupto descenso en el número de reclamos por indisponibilidad o irregularidades en los servicios esenciales, afirman miembros del equipo de profesionales del Organismo de la Constitución. La nueva planta potabilizadora y las subdistribuidoras de agua potable instaladas en populosas barriadas que se extienden a más de la mitad del trazado urbano de la ciudad capital; así como las obras de infraestructura eléctrica que se están abriendo paso para esperar la llegada de la línea de 500 kV – UAT - Ultra Alta Tensión – han redundado en la optimización de las redes existentes con elevación de los niveles de eficiencia y calidad de los servicios, para la Defensoría no caben dudas de que esa es la razón del porqué han cesado en su número hasta un 98 % los reclamos por mala prestación. El porcentaje restante (2 %), obedece a fallas habituales, propias de los sistemas de distribución.

Sobre el particular el Dr. Gialluca, Defensor del Pueblo de la Provincia, expresó: "Hay mucho que exigirles a las prestatarias, EDEFOR y Aguas de Formosa, para que se pongan a tono en la optimización de los servicios, pues a ellas les cabe la principal obligación. Las obras a las que nos referimos han sido realizadas íntegramente por el Estado y la mejora en las condiciones saltan a la vista de los usuarios y hoy podemos disfrutarlas.

Hay agua potable en la ciudad para los próximos decenios; por otro lado avanza decididamente la instalación de las torres y el tendido de la línea eléctrica que implicará la llegada, al fin, de la Ultra Alta Tensión a Formosa, lo cual significará la satisfacción de las necesidades energéticas de los formoseños por generaciones, es decir se han y están concretando proyectos antes soñados por nuestros padres y abuelos, lo cual implica una mayor responsabilidad para la Defensoría, en su rol de control de las prestatarias, pues a estas últimas les corresponde la última etapa para que la reforma sea óptima, cual es la de la adecuación de sus redes y sistemas pues la disponibilidad de la materia prima de lo que ellas deben distribuir, es decir energía y agua potable, está garantizada, a dado y dará, según el caso, un salto enorme y ese es el reto que deberán asumir, porque detrás de él esta lo que hoy es palpable, el beneficio directo para los usuarios de los servicios básicos, que no es otra cosa que su mejora.-

Comentá la nota