El agua desbordó ríos, cortó rutas y aisló varios pueblos

Los daños en rutas y caminos sucedieron sobre todo en el Norte. Y los anegamientos, en el Este de la provincia.
Después de varios días de cielo cargado y lloviznas amenazantes, la tormenta se descargó con ganas desde antenoche hasta la madrugada de ayer. Y el saldo tuvo dos caras: por un lado, no hubo que lamentar derrumbes ni evacuados como en otras oportunidades, pero por el otro, hubo tantos daños en caminos y rutas que varios pueblos quedaron literalmente aislados durante varias horas. Y la cereza negativa de la torta fue que se suspendió la elección de la Paisana de la Tradición, junto a todas las actividades que estaba previsto realizarse anoche en el marco de la Fiesta Provincial de la Tradición, en Jáchal.

El sector vial más perjudicado de la provincia fue el norteño, en los departamentos Jáchal e Iglesia. Durante casi todo el día, la localidad jachallera de Huaco quedó aislada, ya que ambos caminos de acceso fueron cortados por la crecida del río. Lo mismo sucedió con el departamento Iglesia hasta avanzada la siesta, porque estaban cortados tanto la ruta 150 (que ingresa desde Jáchal) como el camino de El Colorado (se accede por Ullum).

También Calingasta sufrió una situación de semiaislamiento: la ex ruta 12 quedó cortada entre los kilómetros 101 y 114, así que sólo se podía llegar al departamento por la localidad mendocina de Uspallata. Y ni siquiera por El Puntudo, al norte calingastino, por el mal estado de los caminos iglesianos.

Al cierre de esta edición, la situación vial seguía siendo preocupante: la ruta 150, en el tramo Jáchal-Iglesia, estaba totalmente inhabilitada. Allí trabajaba un equipo de Vialidad Nacional, intentando despejar las rocas de gran porte que habían bajado con la creciente desde el cerro. Según explicaron desde el organismo, el peligro también residía en que el agua había socavado el otro extremo del pavimento, del lado del precipicio. Por eso habían decidido no habilitar el paso, por seguridad. Y anticiparon que recién hoy o incluso mañana se podría empezar a dejar pasar algunos vehículos.

También anoche seguía cortado uno de los accesos a Huaco, por la ruta 40. Y el camino por el dique Los Cauquenes había sido liberado al tránsito vehicular, pero con muchísima precaución. En ese sector también era importante el residual de la crecida sobre el camino.

Por otro lado, la gente de Vialidad Provincial trabajaba ayer a última hora en la ex ruta 12, camino a Calingasta, donde también el agua que bajó desde los cerros había causado varios daños. Se esperaba que hoy el tránsito estuviera normalizado en ese sector, pasando el puente de Pachaco en dirección al departamento cordillerano.

En cuanto a los anegamientos e inundaciones, se produjeron principalmente en la localidad de Bermejo, en Caucete, donde está el santuario de San Expedito. Un equipo municipal, encabezado por el intendente Juan Elizondo, fue hasta el lugar para evaluar la situación. A su regreso, el funcionario dijo que acordaron con la vecinal pedir ayuda al Gobierno provincial y construir defensas sobre las márgenes del río Bermejo. Y agregó que si anoche o en la madrugada de hoy llovía, no descartaba tener que empezar a evacuar gente.

Comentá la nota