Agua y cloacas para 400 hogares en San Luis

En el barrio Pueblo Nuevo SerBa realizó más de 300 conexiones de agua y cloacas, mientras que en el Jardín del Sur completaron cerca de 100, así lo aseguró el titular del área, Julio Morales.
Morales compartió con El Diario de la República sus certezas y preocupaciones por las obras que lleva a cabo la oficina en los barrios de San Luis.

Desde que comenzaron las tareas de pavimentación, hace más o menos tres meses, SerBa estuvo adelantándose a las máquinas arreglando cañerías y realizando conexiones de agua y cloacas.

El funcionario explicó que para llevar a cabo los trabajos hay que contemplar todos los aspectos que rodean a las calles. Al contrario de otras gestiones en las que también realizaban obras de pavimentación, "pero no se levantaron las tapas de las cloacas ni las de agua y después había que romper todas las bocacalles para poder manejar esos elementos que habían quedado abajo", recalcó Morales.

Para el titular de SerBa uno de sus mayores logros fue la mejora en la redistribución del agua. Esto fue posible por la construcción de una cisterna de almacenamiento de 4.000 litros y de una cañería que une la planta de la Aguada y el anillo distribuidor. Justamente fue la adaptación a estos arreglos lo que causó que el jueves reventara el ramal que abastece al barrio 544 Viviendas.

La falla se debió a que por las recientes obras de mejoras en la redistribución, el agua ahora corre con más presión. Las cañerías del barrio, unas de mala calidad y otras que ya no tenían vida útil, no soportaron tanta presión. El desperfecto pudo solucionarse en tres horas.

Aunque Morales cree que hay que continuar trabajando, ya que el crecimiento demográfico no fue acompañado por un incremento en obras, lo que retrasa la estructura en 10 años.

También dijo que para tener el sistema a punto, las obras que hacen hoy deben durar como mínimos 20 ó 30 años más. "No se puede pensar sólo en el presente, hay que proyectarse al futuro", concluyó Morales.

Comentá la nota