La Agrupación Rodolfo Walsh elevó un proyecto al Concejo Deliberante.

Dadas las medidas preventivas para paliar el avance de la gripe "A" decretadas por la municipalidad y el Comité de Crisis que afectan laboralmente a un número importante de empleados, sobre todo de los rubros gastronómicos y de esparcimiento, la Rodolfo Walsh solicita que el Ejecutivo destine quinientos pesos para esos trabajadores y suspenda por dos meses el pago de tasas municipales a los comercios afectados por tales medidas.
Visto

La situación epidemiológi-ca producida por el virus de la influenza A H1N1, que motivó a la municipalidad y al Comité de Crisis, formado para tomar medidas preventivas para frenar el avance de la enfermedad, a la redacción de tres decretos para declarar el estado de emergencia sanitaria en todo el Partido de Bolívar.

Y considerando

Que desde el día 3 de julio a la fecha se procedió al cierre de salones bailables, pubs, gimnasios, lugares nocturnos, bares, restora-nes, cabarets, confiterías, peloteros, lugares religiosos, lugares de juego, clubes; como así también se prohibió la realización de fiestas infantiles y juveniles en lugares habilitados al público o en sitios de concentración de gente.

Que el día lunes 13 del mencionado mes, el Comité de Crisis decidió hacer algunas modificaciones al decreto anterior y permitió que se realicen todas aquellas actividades al aire libre, tales como deportivas y/o recreativas. Las actividades en clubes, natatorios, gimnasios y reuniones religiosas deberán realizarse con un 50 por ciento de ocupación y manteniendo las medidas de higiene necesarias a los fines de evitar el contagio.

Los bares, pubs, cabarets, lugares de juego, restora-nes, pizzerías y casas de comida en general, donde no se realicen shows ni se brinden espectáculos públicos, permanecerán abiertos al público debiendo organizar el salón con el 50 por ciento de ocupación, siempre que entre las mesas ubicadas en los mismos exista una separación que no podrá ser inferior a los dos (2) metros, y no se produzca aglomeración de personas.

Que estas medidas afectaron a un importante número de comercios, sobre todo, los de esparcimientos y gastronómicos, y por ende, a sus trabajadores.

Que los dueños de estos lugares igual tuvieron que hacer frente al pago de tasas municipales, impuestos, sueldos, luz, gas, etc.

Que sus ventas, indudablemente, decayeron ante el cumplimiento de estas medidas que no les permitió funcionar de manera normal.

Que las medidas adoptadas por el Comité de Crisis no fueron cumplidas ni aplicadas por todos los comercios y lugares de concentración de personas.

Que entendemos que la solución del problema pasa por la prevención y con-cientización sin tener que negarle el derecho a trabajar a muchas personas.

Que estas medidas no hacen más que acentuar la crisis económica en la que estamos inmersos y los que más la sufren son los trabajadores asalariados.

Por todo ello, el Honorable Concejo Deliberante, en uso de sus facultades legales sanciona la siguiente Ordenanza:

Artículo 1: A modo de paliativo, el Departamento Ejecutivo, destinará quinientos pesos (500 $), por única vez, a cada empleado que desenvuelve tareas laborales en los comercios de los rubros mencionados.

Artículo 2: Suspéndase el pago de las tasas municipales a los comercios afectados por un plazo de dos meses (agosto y setiembre).

Artículo 3: El dinero deberá salir de una partida asignada en el Presupuesto de la Secretaría de políticas Sociales.

Artículo 4: Envíese una copia a la Cámara Comercial e Industrial de Bolívar.

Artículo 5: De forma.

Comentá la nota