Una agrupación neonazi se autoadjudicó el ataque que dejó 39 muertos en Rusia

La agrupación de ultraderecha Combat 18, que lucha contra la inmigración ilegal, reivindicó el atentado y lanzó la amenaza de nuevos ataques en los próximos días
El grupo de ultraderecha contra la inmigración ilegal Combat 18 se autoproclamó autor del atentado contra un tren que provocó ayer la muerte de 39 personas en el trayecto que une a las ciudades rusas de Moscú y San Petersburgo. Además, en una carta públicada en Internet, advirtió que realizará más ataques.

Un segundo artefacto detonó ayer sin causar víctimas ni daños en la zona donde descarriló anoche el tren de pasajeros "Nevski Express" a causa del estallido de una bomba que dejó una cuarentena de muertos, informó el presidente de Ferrocarriles de Rusia, Vladímir Yakunin.

"Fue hallado un segundo artefacto explosivo. Detonó a las 14.00 horas, de manera defectuosa", dijo Yakunin, citado por la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti, en una reunión de gabinete de crisis creado para superar las consecuencias del ataque terrorista y asistir a la víctimas.

Las fuentes agregaron que la explosión de ayer no causó víctimas ni daños a las infraestructuras ferroviarias.

En tanto, al menos 39 personas murieron en Rusia por un atentado con bomba contra un tren que se dirigía de Moscú hacia San Petersburgo, dijeron hoy fuentes oficiales. Por su parte, el presidente ruso, Dimitri Medvedev, anunció un resarcimiento económico para las familias de las víctimas del ataque, mientras que la prensa local informó sobre una alarma de bomba en la estación ferroviaria Kievskaia de la capital rusa.

"La explosión es similar a la ocurrida en agosto del 2007. Desconocidos hicieron explotar una bomba", dijo el presidente de los ferrocarriles rusos, Vladimir Iakunin. "Se ha hallado un agujero de un metro de diámetro cerca de la vía", apuntaba previamente una fuente anónima de la investigación a la agencia de noticias oficial rusa, RIA Novosti.

Previamente, la Fiscalía General de Rusia calificó como "atentado" al accidente del tren Nevski Express y señaló que ya comenzaron las investigaciones para dar con los responsables.

La misma agencia rusa, que cita fuentes del gobierno ruso, indicó que el Gabinete de Ministros de Rusia creó una comisión especial encabezada por el vicepresidente del Gobierno, Víctor Zubkov, para brindar ayuda a los afectados del ataque y a sus familiares.

En el Express Nro. 166 que une la capital rusa con la ex ciudad imperial viajaban 661 pasajeros y 21 empleados de la empresa. Fuentes oficiales informaron que uno de los vagones volcó producto de la explosión registrada a las 22 de Rusia, mientras que testigos citados por la prensa aseguraron que fueron dos los compartimientos que descarrilaron.

En tanto, Medvedev anunció que los familiares de los muertos víctimas recibirán 300.000 rublos (cerca de 7.000 euros). Los heridos de gravedad, por su parte, serán resarcidos con una suma cercana a los 2.300 euros, mientras que los de menor magnitud obtendrán 1.000.

Por otro lado, Ferrovías rusas anunció la suma de 800.000 euros destinada al fondo para resarcir a familiares de víctimas y heridos en el ataque. En tanto, una alarma de bomba fue lanzada hoy en la estación ferroviaria Kievskaia de Moscú pero fue desactivada horas después tras el rastrillaje de las inmediaciones.

Los pasajeros fueron llamados por altoparlantes a abandonar la estación, donde se hicieron controles con la ayuda de perros entrenados para la detección de sustancias explosivas, que no fueron halladas.

Según el jefe de los servicios se Seguridad rusos (FSB), Alekandr Bortnikov, los explosivos que se utilizaron en el primer ataque fueron siete siete kilos de trinitrotolueno.

Comentá la nota