Agrupación local salió al cruce de Duhalde

La agrupación Alternativa Peronista para la Liberación se adhirió a los términos del CEMIDA que salieron al cruce de las declaraciones del ex presidente Duhalde quién consideraba que "el gobierno argentino humilla a sus Fuerzas Armadas".
Según la nota suscripta por la mesa ejecutiva de la Agrupación APL, "la militancia peronista, fiel a su tradición de respetar a las instituciones democráticas y haciendo honor a los militares que ofrendaran su vida en su defensa, como lo fuera el General Valle, adhiere en todos sus términos a la "aclaración" que publicara el Centro de Militares para la Democracia en la que se responde a las declaraciones del ex presidente Eduardo Duhalde quien, alejado de la doctrina peronista, alienta a quienes bombardearon la plaza de mayo y fueron responsables del genocidio dirigencial argentino, con 30.000 desaparecidos, el quiebre de la producción nacional, millones de desocupados y un criminal endeudamiento externo."

Señalan su coincidencia con los términos del documento castrense en el sentido que las declaraciones del ex presidente Duhalde "parecen querer involucrar a miembros de las fuerzas armadas, como amenaza velada, al clima destituyente que algunos sectores de diversas entidades del acontecer del país intentan crear y del que los actuales miembros de las organizaciones castrenses son totalmente ajenos. Pareciera que los contactos militares que al parecer de Duhalde se sienten agraviados, son militares retirados, dados de baja o actualmente procesaros que tratan de evitar la acción de la justicia y a los cuales cualquier "amenaza destituyente" los liberaría del necesario peso de la justicia".

También hacen suyos los términos del CEMIDA en los que se afirma que el ex presidente Duhalde "parece ignorar que en El Salvador se han realizado y realizan juicios similares a los que se efectúan en nuestro país y en los cuales integrantes del CEMIDA han efectuado peritajes militares al servicio de la justicia. Más aún, en la actualidad se ha reabierto el juicio para completar la investigación de los responsables de los asesinatos de seis sacerdotes jesuitas y sus dos empleadas ocurridos en la Universidad Católica de El Salvador, donde ya se condenaron a los ejecutores materiales y ahora se investiga judicialmente a los instigadores y encubridores, incluyendo en esas responsabilidades hasta al presidente de la república en ese momento. Uno tiene el derecho a pensar, dado lo insólito de sus manifestaciones, si el declarante no se está "curando en salud", ya que aún no se han terminado de investigar sus responsabilidades en los asesinatos de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki ocurridos durante su presidencia".

En el párrafo final, el documento político de la Alternativa Peronista para la Liberación, además de adherirse al repudio a las expresiones del ex presidente argentino, también coinciden con el pronunciamiento del CEMIDA, donde se señala que "esta persona no tiene la menor entidad para constituirse en vocero de lo que sienten los integrantes de las Fuerzas Armadas, a las que pretende involucrar en contiendas políticas de las que definitivamente se han alejado para el bien de nuestra patria y para ejemplo de sus pares mundiales".

Agregando a su vez que lastimosamente estas expresiones se hacen en nombre de un peronismo "disidente", tal cual como su otrora compañero de fórmula, Carlos Menem traicionando las luchas populares, se abrazó con el almirante Rojas, responsable de la revolución fusiladora, hoy el ex vice, reforzando el paradigma de la deslealtad popular que se propone como virtud, se "abraza" con los responsables del Proceso de Reorganización Nacional, que han hecho desaparecer, torturar, secuestrar y robarle los hijos a tantos trabajadores, para frenar el avance y el desarrollo de un proyecto de grandeza y felicidad para todo el pueblo argentino como el que viene sosteniendo el movimiento nacional Justicialista, con todos sus aliados, en la actualidad, y desde el gobierno" concluye el documento.

Comentá la nota