Agroquímicos: Parera, con ordenanza propia

Parera es una de las pocas localidades pampeanas que tienen una ordenanza específica en materia de venta y aplicación de agroquímicos. Se basa en la ley provincial 1170, que regula la actividad, y fija que las fumigaciones no podrán hacerse en campos que estén a menos de mil metros del casco urbano.
Oscar Blanco es funcionario de esa comuna y siendo concejal fue uno de los impulsores de la ordenanza. Entrevisado por Radio Noticias, dijo: "Con mil metros no alcanza y particularmente creo que no se debería fumigar, que el uso de pesticida es dañino en cualquier lugar".

"Que los agroquímicos sean aceptados no quiere decir que sean buenos, pero mientras más alejados los podamos tener del casco urbano, mejor".

En 2007, los concejales de Parera decidieron trabajar sobre el tema, y entre otras razones, por la presencia en la localidad de equipos de fumigación, estacionados en domicilios particulares. Se decidió que debían ser lavados en los mismos campos, ante la falta de instalaciones donde contener ese desecho tóxico.

"Somos conscientes del alcance de la ordenanza, que no solucionamos para nada el problema, sí lo paliamos en algunos aspectos", indicó Blanco.

Con respecto a los daños que los pesticidas pueden ocasionar en las personas, expuestas por mucho tiempo a sus efectos, el funcionario municipal aclaró que no cuentan con información.

También reconoció como una "gran falencia" la falta de controles a nivel municipal. "Seamos sinceros, si uno está encima de las empresas (fumigadoras) cumplen con la reglamentación, pero eso se empieza a perder cuando el control se relaja".

Los vendedores o aplicadores de agroquímicos deben estar registrados en la Provincia y dar aviso a la Municipalidad a la hora de aplicar pesticidas en los campos circundantes.

Comentá la nota