La agroindustria solicita ayuda al Gobierno para reactivar el sector

Según la Cámara de Metalúrgicos local, luego del conflicto del campo, la venta de maquinaria agrícola cayó un 80%. Estimaron que de no revertirse la situación pronto, peligrarían 14 mil puestos de trabajo.
Representantes de la industria de Río Cuarto advirtieron que luego del conflicto del Gobierno nacional con el campo, la situación del sector agroindustrial se agravó severamente. El ingeniero Oscar Florio, presidente de la Cámara de Metalúrgicos de Río Cuarto, indicó que la caída en la demanda para adquirir maquinaria agrícola es del 80%. “La situación es muy complicada, hay empresas de implementos agrícolas que hace 6 o 7 meses que no venden absolutamente nada”, manifestó.

Félix Bombassei, secretario de la Cámara y dueño de Bombassei Argentina S.A, señaló que generalmente esta época era la de mayores ventas. “Estos meses solían ser los más fuertes, porque ahora son las grandes cosechas, pero este año sólo hemos vendido el 20% de la maquinaria que tenemos, estamos ante un gran descenso de la actividad”, aseguró.

Por su parte, Víctor Lochel, vicepresidente de Industria del Cecis y miembro de la Cámara de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA), indicó que por la pésima situación en la que se encuentra el sector, gran cantidad de puestos de trabajo que dependen de la actividad están en peligro. Al respecto, Bombassei explicó que aproximadamente 14 mil empleos podrían desaparecer si la situación no se revierte.

A su vez, agregó que ese número sólo corresponde a la agroindustria, pero que también hay que tener en cuenta a vendedores de materia prima e insumos.

“El Gobierno nos exige por un lado que mantengamos los puestos de trabajo, pero no podemos hacerlo sin ayuda de su parte”, señaló el ingeniero Florio. Explicó que la entrega de subsidios representaría un alivio para muchos. Recordó también que el Gobierno provincial aplicó el pago de ingresos brutos, en el “momento de peor crisis”.

Por eso, los industriales reclaman al Gobierno el otorgamiento de subsidios y una baja en la carga impositiva para poder comenzar con la reactivación del sector y garantizar el empleo.

Créditos del Gobierno

Con respecto a los créditos que ofreció el Gobierno a través de Banco de la Nación para la compra de maquinaria, Bombassei insistió en que no están dando resultado.

“Los créditos ofrecen tasas demasiado altas y son difíciles de adquirir, el productor vive una situación de incertidumbe y no se quiere arriesgar”, admitió.

Sobre lo mismo, cree que los precios fluctuantes de los granos hoy en día contribuyen a generar una situación de duda aún mayor. “Los productores no saben cuánto van a ganar exactamente en la cosecha y prefieren ser más conservadores”, reflexionó.

Muchos explicaron que la sequía en algunas zonas también había provocado que muchos productores desistieran que cambiar sus máquinas. Argumentaron que si bien en esta zona no hubo problemas de falta de agua, en otros sectores de nuestra provincia la situación es crítica.

Comentá la nota