El agro vuelve al paro y a las marchas

El agro vuelve al paro y a las marchas
El sector no comercializará granos ni hacienda a partir de pasado mañana y durante ocho días; habrá movilizaciones el 8 de septiembre
La Comisión de Enlace del campo convocó ayer a un nuevo paro agropecuario, el séptimo en lo que va del mandato de la presidenta Cristina Kirchner. La medida, que consistirá en el cese de comercialización de granos y ganado, comenzará pasado mañana y se extenderá hasta el viernes 4 de septiembre y es la respuesta del sector al veto del Poder Ejecutivo a la ley de emergencia que suspendió el pago de las retenciones o redujo las alícuotas en más de media provincia de Buenos Aires afectada por la sequía.

El ruralismo, que llamó a los productores agropecuarios a no cortar las rutas y aseguró que no habrá desabastecimiento de alimentos, también prepara movilizaciones en distintos puntos del país para el 8 de septiembre, fecha en que desde 1944 se celebra el Día de la Agricultura y del Agricultor. "Estamos canalizando institucionalmente el reclamo para evitar desbordes", anunció el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati.

La intensidad de la medida de fuerza está ahora en manos de los productores, que en algunos puntos del país controlarán en las rutas el acatamiento al cese de comercialización. Hoy, en la localidad de 25 de Mayo, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) decidirá cómo llevará a la práctica la protesta. Carbap y la Federación Agraria fueron las entidades que más presionaron para convocar a un nuevo paro.

Apenas dos horas de debate le demandó a los máximos dirigentes del campo la decisión de convocar a una nueva medida de fuerza, un reclamo que los productores de base ya venían planteando desde hacía algunas semanas ante el estancamiento del diálogo con el Gobierno y la falta de respuesta de éste a las demandas del sector, centradas en la baja de la eliminación de las retenciones al trigo y maíz y la baja de esas alícuotas para la soja, y medidas de fomento de la ganadería y la lechería.

"Nosotros veníamos propiciando el espacio de diálogo, sin duda que algunos acontecimientos de la semana pasada y la publicación hoy del veto lamentablemente es la gota que rebalsó el vaso", afirmó el presidente de Coninagro, Carlos Garetto, encargado de leer el comunicado oficial en el que se convocó al cese de comercialización.

"Finalizada esta etapa y durante la vigencia del plan de lucha, la Comisión de Enlace permanecerá en estado de sesión permanente para evaluar y definir los pasos a seguir", agregó Garetto, que estuvo acompañado por Biolcati y el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías. El líder de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, no participó de la reunión porque se encuentra de "gira gremial" por la provincia de Buenos Aires. Anoche encabezó una asamblea de productores en la localidad de El Triunfo. "Estamos en los albores de una nueva [resolución] 125. No sé si [la reacción] va a ser superior a la del año pasado, pero va a ser muy similar", alertó desde allí.

En representación del ruralista estuvieron los dos vicepresidentes de la entidad (ambos diputados nacionales electos por la UCR), Pablo Orsolini y Ulises Forte.

Llambías dijo desconocer si el Gobierno tiene en estudio una suba de 5 a 10 puntos en las retenciones a las exportaciones de soja, versión que circuló con fuerza en los últimos días. "Si es así, en su momento se verá. Ahora no tenemos ninguna información de que esto sea cierto", afirmó.

El ruralismo dejó a un lado las diferencias ideológicas y cerró filas contra la política del Gobierno para el sector. La Federación Agraria, incluso, rechazó el tratamiento en el Congreso de un proyecto de ley de arrendamientos agrarios que orginalmente impulsaba. "Es una chicana política para dividir a las entidades", afirmó Orsolini.

En enero, la Comisión de Enlace le envió a la Presidenta un petitorio con 22 puntos, que luego entregó a los ministros de Interior, Florencio Randazzo, y de Producción, Débora Giorgi, en rondas de diálogo que no prosperaron. El antiguo petitorio le fue entregado nuevamente al Gobierno el 31 de julio, cuando el ruralismo fue recibido por el entonces flamante jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

En alerta

"Estamos canalizando institucionalmente el reclamo de los productores para evitar desbordes"

HUGO BIOLCATI

Sociedad Rural Argentina

"Estamos en los albores de una nueva 125. La reacción de la gente va a ser muy parecida"

EDUARDO BUZZI

Federación Agraria argentina

Comentá la nota