El agro valoró "la señal" oficial pero llevará las retenciones al Congreso

El agro valoró
"Cristina ayudó", dijo Biolcati. Pero negó que "el conflicto esté resuelto". Buzzi advirtió que la "desconfianza sigue existiendo". "Tuvimos muchos anuncios; necesitamos que se implementen rápido", dijo Llambías. De Angeli rechazó el acuerdo: "Hay bronca".
"Lo más difícil es recuperar la confianza y la credibilidad". En eso concidieron los representantes del agro tras la firma del acta acuerdo en algunos temas clave. Reconocieron, sí, que la presencia sorpresiva -hasta para los ministros- de Cristina Fernández de Kirchner "ayudó y fue una señal para interpretar", pero negaron -tal como había afirmado poco antes Florencio Randazzo, uno de los negociadores oficiales- que el conflicto "esté resuelto".

En la conferencia que los dirigentes de la Mesa de Enlace brindaron en la sede de la Confederaciones Rurales Argentinas no hubo euforia. “Entre los productores no hay una sensación de que tema haya terminado”, dijo Eduardo Buzzi, presidente de Federación Agraria.

Es que el eje de la Guerra Gaucha, las millonarias retenciones que se le imponen a la exportación de soja, no formaron parte del acuerdo. Es más, Cristina Fernández de Kirchner les dejó claro que es una “cuestión fiscal” y que no se modificarían.

“Se hablo de las retenciones. Se hablo de la soja y la Presidenta fue clara. Ella dijo que por una cuestión fiscal era imposible tocar el tema de la soja. Nosotros le dijimos que iríamos al Congreso Nacional a presentar un proyecto en este sentido (algo que ya pactaron con la oposición la semana pasada). Ella valoró que lo hagamos en el Congreso”, manifestó el titular de CRA , Mario Llambías.

Tampoco hubo un clima de confianza en la CRA. "Anuncios siempre hemos tenido muchos, ahora necesitamos que se implemente rápido (el acuerdo suscripto hoy). La vocación es que se cumplan y la gran preocupación es por los acuerdos no cumplidos", indicó Llambías.

"Las palabras de hoy tendrán mucho más significado cuando lo firmado hoy en el papel se traduzca en los próximos días en beneficios para el bolsillo de los productores en el menor plazo posible", agregó en la misma línea el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi.

"Estamos con confianza, pese a que sabemos que mucha de nuestra gente está con desconfianza. Pero lo de hoy es una señal de que quizás puedan restablecerse relaciones y finalmente establecer un acuerdo a largo plazo", resumió.

El titular de Sociedad Rural, Hugo Biolcati, resaltó que la gran ventaja fue que hayan congregado a las más altas esferas, tal cual lo venían pidiendo. "Se conjugó lo que sabe Cheppi, con el poder de la Presidente, lo que nos hace creer que lo firmado se va a cumplir", destacó.

EL CLIMA DE LA REUNIÓN. El encargado de abrir la conferencia de prensa fue Llambías. “La reunión tuvo resultados positivos –dijo-. Somos concientes de la gravedad de la situación del país y de los sectores productivos, y todos queremos encontrar soluciones”.

La mesa de enlace se esforzó en manifestar varias veces que la reunión fue “positiva”, aunque indicó que el conflicto no está resuelto y que desconfía del gobierno.

“Tuvimos muchos anuncios: cuando uno firma estos acuerdos la vocación con que los suscribe es que se cumplan –advirtió el dirigente de la CRA-. Nos preocupan los acuerdos no cumplidos. Queremos recobrar la confianza en las medidas anunciadas”.

EL CONFLICTO. El primero en romper esta “impronta positiva” fue Eduardo Buzzi. “La sensación entre los productores es que el conflicto no está terminado”, dijo el dirigente de la FA.

“Hay zonas del país que tuvieron dos cosechas malas consecutivas y necesitan soluciones –agregó-. Lejos estamos de que el conflicto este resuelto”.

Buzzi señaló que “es obvio que cuatro años de desencuentros no se resuelven en una reunión” y manifestó su desacuerdo con los anuncios oficiales que en boca del ministro del interior, Florencio Randazzo, y de la producción, Débora Giorgi, quienes habían insinuado minutos antes que la guerra gaucha estaba concluida.

“No coincido con los ministros –dijo el dirigente agrario-. Un conflicto se resuelve cuando las partes se tienen confianza. Hoy dimos un paso, pero no construimos políticas de bases sólidas que es el desafío en el país”.

Lo secundó en las impresiones Mario Llambías. “El conflicto es muy grave –dijo-. El conflicto no está solucionado”.

LA PRESENCIA DE CFK. Los integrantes de la mesa de enlace no disimularon la satisfacción que les dio la aparición imprevista de Cristina Fernández en la reunión.

Los dirigentes señalaron que es la primera reunión en la que se sientan a negociar con funcionarios que conocen la situación, como el secretario de agricultura, Carlos Cheppi, y con poder de decisión como la primera mandataria.

“La presencia de la presidenta indica que en el gobierno hay una preocupación”, dijo Buzzi.

No obstante, la mesa de enlace manifestó su intención de avanzar en las negociaciones a través del Congreso Nacional, donde obtuvieron el “voto no positivo” del presidente del Senado, Julio “Cleto” Cobos, que echó por tierra la polémica resolución 125.

“La vía del Poder Ejecutivo se está agotando”, observó Hugo Biolcatti y anticipó que los ruralistas van a dar pelea en un recinto donde el oficialismo, registra varias bajas disparadas por la guerra gaucha.

Muy diplomáticos, los voceros del campo mencionaron que “la presidenta valoró mucho nuestra iniciativa de presentar propuestas en el Congreso, porque lo considera un acto democrático”.

LA REACCION DE LAS BASES. Los representantes de la mesa de enlace mencionaron varias veces “la desconfianza de las bases” para transmitir sus propios reparos frente a los acuerdos que alcanzaron con el Ejecutivo.

“De tanto quemarse con zapallo, soplás hasta la sandía”, graficó Buzzi y dijo que “en el campo hay desconfianza”. “Cuando este el precio (negociado) del trigo en la pizarra, el del kilo de novillo y el del litro de leche, vamos a saber si (el acuerdo) es verdad”.

Desde el Conniagro lo apoyó Carlos Garetto. “En la medida que los cambios lleguen a los bolsillos de los productores, se va a recuperar la confianza”, dijo.

De Angeli: “El conflicto no terminó”. El dirigente entrerriano de la Federación Agraria Alfredo De Angeli planteó un escenario de dudas luego del acuerdo entre el Gobierno y la Mesa de Enlace de las entidades ruralistas.

“Aún no terminó el conflicto. Esto no se solucionó”, le dijo De Angeli a Crítica de la Argentina, luego de que conocieran los detalles del acta. El ruralista y líder de masivas movilizaciones durante la guerra gaucha consideró que la presencia de Cristina Fernández en la mesa de negociación “fue positiva”, aunque mostró su escepticismo con un “estamos analizando los pasos a seguir”.

Comentá la nota