No del agro a la baja de retenciones: "Es para llenar la tapa de los diarios"

El titular de la SRA, Hugo Biolcati, fue duro con los anuncios.“No le cambian la vida al productor”, aseguró. Eduardo Buzzi, de FAA, los calificó de “insignificantes”. Coninagro saludó la decisión aunque admitió que faltan incentivos. La oposición celebró la proactividad y banqueros y empresarios dieron el visto bueno.
“La baja de las retenciones es un anuncio para llenar la tapa de los diarios”. Con esta frase, el titular de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, resumió la sensación de las entidades que conforman la Mesa de Enlace agropecuaria nacional, respecto de la baja de las retenciones al maíz y el trigo, que anunció este jueves la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El asunto es que para el sector rural, ahora fragmentado en sus reclamos, las medidas que lanza el Gobierno nunca terminan de sanar el problema de fondo que afecta a todas las áreas (Ganadería, lechería, agricultura, economías regionales, entre otras), tanto a pequeños como a grandes productores.

"Las medidas de hoy marcan un cambio de tendencia, aunque en la práctica no mueven el amperímetro. Al productor no le cambia la vida, porque lo que el está esperando no es una reducción sino una eliminación total de los derechos de exportación”, dijo Biolcati.

En la misma sintonía, Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), calificó la baja de las retenciones como "insignificante" y dijo que "no va a resolver los problemas" del sector agropecuario.

Buzzi acusó al Gobierno nacional de tomar medidas "unilaterales" y se quejó porque la administración central no se sienta a conversar con el campo. “Es la consecuencia de no armar una mesa de diálogo con los representantes del campo. Así se confunde a la opinión pública con una baja de retención que no tiene incidencia porque las exportaciones de trigo y maíz están cerradas”, subrayó.

CONINAGRO, A FAVOR DEL PLAN C. Esta entidad del campo se diferenció de la FAA y consideró que el Gobierno "ha iniciado un buen rumbo" con el anuncio del denominado por Cristina “plan de contingencia”.

"Es muy buena la decisión de comenzar a reveer los derechos de exportación en actividades como trigo y maíz, que están operando en una situación crítica, con productores trabajando con una rentabilidad casi nula y, en muchos casos, negativa", sostuvo el presidente de la entidad, Carlos Garetto.

No obstante, el dirigente aclaró, en un comunicado, que "la disminución del 5 por ciento no es suficiente para incentivar este tipo de producciones".

Comentá la nota