Agricultura Urbana pretende para el 2009 fortalecer vínculos y desarrollo con productores

Esta semana el programa de Agricultura Urbana y Yacarú Porá, dependientes de la Secretaría de Desarrollo Humano, darán a conocer en conferencia de prensa el trabajo que emprenderán a partir del nuevo año.
Así lo confirmó a Agencia Corrientes María Eva Guerra, coordinadora del área. La funcionaria adelantó que a modo de cierre de las tareas del año preparan actividades para dos jornadas de trabajo destinadas a fortalecer los vínculos con el Interior.

Durante este encuentro está previsto además realizar una conferencia de prensa, en la que darán a conocer las líneas de acción que se adopten para continuar con el desarrollo de los productores y de las ferias francas que han crecido en el Interior provincial.

Del encuentro de dos días participarán productores y promotores sociales, quienes en conjunto expondrán cómo será el trabajo a partir de enero, “en particular a lo que se refiere el abordaje territorial provincial bajo los ejes de producir más y mejores alimentos, apostar a las energías alternativas y cuidar el medio ambiente”, remarcó María Eva Guerra.

“Hasta ahora podemos decir que los productores correntinos que se encuentran enmarcados en nuestro programa han dado muestras de sus logros, de poder ofrecer artículos cada vez más variados y con buena presentación, y esto se logra con esfuerzo y organización familiar, permitiendo así estrechar vínculos entre ferias del Interior y de Capital”, dijo.

Según la funcionaria, el objetivo del programa de Agricultura Urbana es, con el nuevo año, potenciar la calidad y el desarrollo local a partir del gran capital humano que hay en el Interior, los valores de las familias de campo, que muchas veces pareciera que se perdieron en la ciudad”.

Inclusive, Guerra mencionó un proyecto más ambicioso aún que es la de montar una planta frutihortícola familiar “que les permita ingresar a un sistema económico más formal y no tan informal como son las ferias”.

“No digo que no sirvan, son buenísimas las ferias, pero llega un momento en que hay que avanzar, a los productos frescos que llegan del campo a la ciudad deberán ahora incorporarle mucho más valor. Por ejemplo, cortando las verduras y embalándolas en bolsas especiales para que los mantengan frescos y puedan ser adquiridos en quioscos, supermercados, etc., pero siempre manteniendo el concepto que se trata de un artículo de origen familiar”, dijo.

Comentá la nota