El ‘agresor’ de Scioli pidió disculpas: "no está bien tirar huevos", aseguró

Rafael Bové (hijo), uno de los tres detenidos de ayer en Lobería tras el violento escrache contra el gobernador Scioli, pidió "disculpas" esta mañana y admitió que "no esta bien" lo que hicieron, aunque trató de justificar la reacción porque –dijo- "es muy difícil poder contenerse en todos los cabales cuando uno está un año y medio escuchando mentiras y agravios" contra los productores.
"No es defendible lo que pasó, quiero pedir disculpas por eso porque no está bien tirar un huevo", aseguró Bové esta mañana en declaraciones a FM CIELO.

Según relató Bové, "cuando vimos que venía el helicóptero, unas 15 o 20 personas nos acercamos y sólo tres entramos caminando hasta el sector donde estaba el gobernador y lo único que voló fue un huevazo"

"No hubo otros elementos, como se dice, ni estábamos encapuchados ni pertenecemos a ningún partido político", aseguró esta mañana Bové.

El productor agropecuario que fue liberado esta madrugada –aunque sigue imputado por desordenes y resistencia a la autoridad-, aseguró además "no defiendo lo que hicimos, no voy a defender que es la manera de actuar", pero ensayó una excusa: "te puedo asegura que es muy difícil poder contenerse en todos los cabales cuando uno está un año y medio escuchando mentiras y agravios hacia nosotros, cuando nunca pudimos tener una charla sincera ni siquiera con el intendente para que entiendan nuestra situación", dijo.

Finalmente, Bové salió al cruce de las afirmaciones del Jefe de Gabinete de Ministros, Alberto Pérez, al asegurar que "para nada" forma parte de ningún partido político de la oposición.

"No, para nada. Soy apartidario, jamás estuve afiliado a ningún partido ni nunca toqué el picaporte de ningún comité" aseguró el productor rural al rechazar las acusaciones del funcionario bonaerense que los había ligado al titular de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati y al diputado y candidato de Unión-Pro, Francisco de Narváez.

Comentá la nota