"La agresión no era para mi, fue parte de un momento de calentura"

Lo dijo el periodista Marcelo Díaz, quien la semana pasada fue golpeado durante la toma del Concejo Deliberante. Aseguró que "no le quise dar más trascendencia al hecho por los momentos que se están viviendo en la política nacional".

"No le quise dar más trascendencia al hecho por los momentos que se están viviendo en la política nacional", dijo el periodista Marcelo Díaz, quien trabaja en la oficina de Prensa del Concejo Deliberante y fue golpeado el martes pasado cuando diferentes cooperativas tomaron la Municipalidad en reclamo de la firma de los doce meses de contrato estipulados.

En declaraciones al programa Código de radio, que se emite por Continental Mar del Plata, el comunicador afirmó: "Si bien los golpes los recibí yo, estos no estaban dirigidos a mí"."Fue una mala jugada de alguien que no entendía que rol cumplía ahí", añadió.

"Ese día estaba trabajando en la oficina de Prensa y no había visto lo que estaba pasando abajo. Posteriormente, estaba tomando algunas fotos y en ese momento una persona comienza a insultarme diciéndome que estaba obteniendo imágenes para identificar a alguien e iniciar causas judiciales. Le dije que mi función era registrar lo que estaba sucediendo y le ofrecí mostrarle la cámara para que viera si alguna foto le molestaba y, tras unos forcejeos ya que quisieron sacarme la cámara, vino otro sujeto de atrás y me pegó en la cabeza", contó Díaz.

Al ser consultado si sufrió lesiones graves tras los golpes que recibió, el periodista afirmó: "Tuve que hacerme una resonancia porque tenía muchos mareos y vómitos, que aparecieron horas después de haber sido agredido físicamente".

En tanto, el comunicador explicó que ya declaró ante fiscal que sigue la causa, pero no lo hizo como denunciante sino como particular damnificado. "Este suceso tuvo mucha repercusión en los medios del país"", agregó.

Para Marcelo Díaz, había "otras organizaciones que reclamaban pacíficamente, pero la decisión de dos o tres, que no entendían nada, provocó que el mensaje se desvirtuara y terminará pasando lo que pasó".

Comentá la nota