Agredieron con un zapatazo volador a un gobernador aliado de Cobos

El correntino Arturo Colombi se dirigía a inaugurar las sesiones del Poder Legislativo provincial cuando un grupo de trabajadores despedidos le propiciaron una lluvia de zapatos a la comitiva. El radical salió ileso, pero furioso.
No todos los actos de apertura de las sesiones del Poder Legislativo, ya sean nacionales o provinciales, están rodeados de grandes resguardos protocolares y fríos encuentros entre políticos. Algunos otros son más acalorados, como el que le tocó vivir al gobernador de Corrientes, Arturo Colombi. Al mejor estilo criollo del ataque a George W. Bush cuando se fue a despedir de sus tropas en Irak, Colombi fue recibido con una lluvia de zapatos por trabajadores despedidos de una empresa privada, según informó el portal Del Plata Corrientes.

Ex empleados de la empresa Shonko le arrojaron zapatos a la comitiva de los funcionarios de Colombi cuando ingresaban al palacio legislativo. Los casi 500 manifestantes perdieron sus puestos por la recisión de contratos por el servicio de limpieza y elaboración de raciones de comida para las escuelas. Esa medida la formalizó el Ministerio de Educación provincial con la firma privada.

La decisión, conocida en las últimas horas, consistió en la cancelación de convenios y reducción de las raciones de 21 mil a 12 mil, que tenía con la empresa. Desde la cartera educativa justificaron la medida en la crisis económica. La empresa pidió el procedimiento de crisis y acusa una deuda de $ 40 millones por parte del Estado. La drástica resolución implica el despido de 445 empleados, que se desempeñaban en estas tareas.

El primer mandatario y sus acompañantes permanecieron inmutables e ingresaron a la legislatura ilesos. El zapato no golpeó a nadie. Colombi es un mandatario de origen radical, aliado a Cobos, y actualmente enemistado con el gobierno de Cristina Kirchner. La semana pasada posaron juntos para la foto en el acto homenaje por el natalicio del Padre de la Patria.

El clima de polémica no se calmó ni siquiera dentro del recinto, donde el gobernador dejó la calma con la que se lo vio ingresar y arremetió abiertamente contra la oposición en el acto de apertura del período de sesiones ordinarias de la Legislatura provincial, lo que motivó que seis diputados se retiraran del lugar.

Los diputados que se disgustaron con el discurso del primer mandatario provincial que ya anunció que buscará la reelección por el ConFe, el partido de Cobos, fueron María Fagetti y Tamandaré Ramírez Forte y el senador Jorge Barrionuevo, enrolados en el kirchnerismo provincial, así como las diputadas Nora Nazar, María Schröder de Bruzzo y el senador Horacio Colombo, pertenecientes al provincial Partido Nuevo que lidera el ex gobernador Raúl "Tato" Romero Feris.

Luego de la inauguración de las sesiones parlamentarias legisladores de la oposición criticaron el discurso del radical. "Fue un discurso agraviante contra el gobierno nacional y la oposición y no tiró un solo dato sobre la marcha de la administración provincial", cuestionó el diputado justicialista Luis Badaracco.

En su mensaje, Colombi hizo referencias al conflicto del campo y principalmente al rol del Gobierno nacional, al señalar que "ningún sector que produce en el país dentro de la ley puede recibir este tratamiento". Y consideró que "la revisión de la estrategia de aproximación al sector agropecuario por parte del gobierno nacional es central", ya que "Argentina no puede darse el lujo de sumar crisis más crisis".

Comentá la nota