Agredieron a trompadas al intendente de Concordia

Fue en la inauguración del acceso a las Termas. Estaba el gobernador y funcionarios provinciales. La custodia de Urribarri asistió al agresor, que zafó de ser linchado por gremialistas de la UOCRA.
El intendente de Concordia, Gustavo Bordet, fue tomado a golpes de puño por el conocido periodista Jorge Valdez, de FM Record de la misma ciudad. Según se indicó a INFORME DIGITAL, Bordet se encontraba haciendo su discurso en la inauguración de la rotonda 015 del acceso a las Termas del Lago Salto Grande, cuando entre el público se empezaron a escuchar gritos contra su figura que lo trataban de "cagón".

Como el grupo de asistentes que allí se encontraban era reducido (se calcula que asistieron unas 40 personas) Bordet pudo identificar rápidamente quien le estaba gritando, e inmediatamente se dirigió hacia el periodista para increparlo.

Fuentes policiales relataron a este medio que "cuando Bordet estaba frente a frente con el citado periodista, el hijo de Valdez le aplicó un golpe que derribó al intendente, pero también cayó el periodista porque el intendente lo manoteó mientras se desplomaba, se enredaron en golpes y el intendente logró incorporarse y corrió al periodista".

Mientras todo esto sucedió en décimas de segundos, los presentes empezaron a salir del asombro y pasaron a la reacción. Así, los militantes de la UOCRA, encabezados por su Secretario General Wlater Doronzoro, arremetieron con sus muchachos que – según nuestras fuentes – estaban dispuestos a linchar a los Valdez. Pero fue la intervención de la custodia del gobernador Urribarri que protegió al periodista y a su hijo para que la cosa no pasara a mayores.

Sin móvil

El jefe de la custodia del gobernador pidió que el móvil policial se lleve a los agresores, pero la sorpresa fue que los policías presentes pertenecían a la seccional quinta (5ª) "que no tiene móvil policial", asi que hubo que esperar que se trasladara hasta el lugar un móvil de la Departamental Concordia para llevar a los Valdez.

Comentá la nota