Agredieron al ministro de Seguridad en Mendoza

Familiares y vecinos de Mirta Quinteros, asesinada ayer en un robo, pusieron en aprietos al ministro Carlos Ciurca. Lo tuvo que rescatar la policía
MENDOZA.- Familiares y vecinos de una mujer asesinada ayer en la Sexta Sección de la capital mendocina cortaron anoche el tránsito sobre una calle aledaña a la vivienda de la víctima, para reclamar mayor seguridad en la zona y agredieron al ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, quien recibió proyectiles, escupitajos e insultos por los airados vecinos.

Mirta Angela Quinteros, de 62 años, fue asesinada en la madrugada de ayer por un grupo que la atacó con un arma blanca, provocándole varios puntazos, para llevarse una notebook, 5.000 pesos en efectivo y una filmadora. El cuerpo de la mujer fue encontrado por su esposo y uno de sus hijos cuando llegaron del restaurante del que son dueños a la casa, cerca de las 3.

La noche del sábado la mujer decidió no ir a trabajar al negocio y quedarse en su casa porque estaba con un cuadro gripal.

Tras la muerte, los vecinos de la zona se manifestaron en la puerta de la vivienda de la calle Olascoaga y pidieron la presencia del ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, quien se acercó para escuchar los reclamos. El contacto terminó con Ciurca escapando, en medio de un cordón policial, de una lluvia de proyectiles, escupitajos e insultos.

Vecinos y familiares cortaron hoy una de las calles aledañas con carteles que decían "Asesino suelto" y "Doctor Nanclares (por el titular de la Suprema Corte), controle a jueces y abogados penalistas que se enriquecen por los asesinos de nuestras familias".

El comisario general Juan Carlos Calleri dijo hoy a radio Nihuil que "son hechos lamentables que no digo que no se puedan prevenir, pero que es dificultoso. Usted ve la fachada externa de la casa y no se imagina que en el interior alguien está cometiendo un delito".

"La forma de meterse de estos delincuentes ha sido por los techos y se pueden haber subido él o los autores por cualquier casa de la cuadra y han llegado hasta ese patio pequeño y han arrancado una reja que cubría la ventana y por allí se introdujeron", remarcó.

Asimismo, explicó que los atacantes "calculo que tienen que haber estado fuera de sí, no estoy diciendo que hayan estado bajo los efectos de la droga ni que no hayan estado, un delincuente normal no comete este hecho".

En el lugar, destacó, "trabajó policía científica. Estuvo hasta aproximadamente las 9 ó 10, después cerca del mediodía la hice concurrir por otros indicios que habían en otro lugar de la manzana y se han levantado más de 60 rastros". "Se está trabajando en todas estas situaciones y esperamos llegar a buen fin en este delito, que por las características que tiene es horrendo", resaltó.

Comentá la nota