Agredieron a inspectores municipales en Cabildo

César Masleim, titular del CUIM, calificó al hecho como lamentable, mientras que el titular del comercio, Claudio Marcos, desmintió que los empleados de la comuna hayan sido maltratados.
Integrantes del Cuerpo Unico de Inspectores Municipales (CUIM) mantuvieron un duro altercado con encargados del boliche bailable "El Sitio", situado en Cabildo, que incluyó una denuncia penal por agresiones por parte de los empleados comunales.

"Fue realmente un hecho lamentable", resumió César Masleim, titular del CUIM, en referencia a lo acontecido en la vecina localidad.

De acuerdo con lo narrado por el funcionario, cinco inspectores, dos mujeres y tres varones, se hicieron presentes cerca de las tres de la mañana en la confitería mencionada, siendo de inmediato maltratados por algunos de los presentes, sin que intervinieran los encargados o propietarios del lugar.

"Eran personas con elevado estado de alcoholismo, que empezaron a agredir verbalmente a nuestro personal, e incluso a uno de ellos le quemaron la campera con un cigarrillo", refirió Masleim.

La situación se complicó cuando los agentes manifestaron su decisión de clausurar el sitio, atendiendo a las faltas de los certificados de habilitación municipal y del Registro Provincial para la Comercialización de Bebidas Alcohólicas (REBA).

"Ahí se pusieron más violentos; rompieron los espejos retrovisores de la camioneta en la que se trasladaban los inspectores e, incluso, se produjo un altercado con fuertes palabras intimidatorias y empujones a nuestros empleados", agregó Masleim.

Si bien los inspectores solicitaron inmediato apoyo policial, al advertir el cariz que tomaban los acontecimientos, no tuvieron respuesta alguna, hecho que los motivó a abandonar el lugar sin concretar la clausura ni terminar de redactar las actas de infracción.

"Si bien al llegar al lugar había un móvil policial en las afueras, el vehículo se retiró pocos minutos después. Incluso nos vimos impedidos de hacer la denuncia correspondiente a la agresión, porque la comisaría de Cabildo estaba cerrada", manifestó Masleim.

Como consecuencia de esta situación, los inspectores realizaron una exposición acerca de lo sucedido horas después, en el destacamento de Villa Harding Green.

Respecto de la situación actual de la confitería, las actas fueron elevadas para su consideración al Tribunal de Faltas, para que adopte las medidas que considere necesarias.

"Esperamos una respuesta acorde con lo ocurrido, que fue realmente escandaloso. Por otra parte, el hecho nos lleva a pensar en la necesidad de tener mayores controles en esa localidad", agregó Masleim.

"Nadie les hizo daño"

El dueño del local, Claudio Marcos, dijo que no trataron mal a los inspectores.

"Nadie les hizo daño", sostuvo, al tiempo que aclaró que el local fue alquilado a una persona que, según Marcos, no realizó los trámites necesarios para explotarlo como disco.

"De todas maneras, el lugar tiene luces y salidas de emergencia; está en condiciones", dijo el comerciante, aunque reconoció que las infracciones fueron bien labradas.

El resto del operativo

Fuera de lo ocurrido en Cabildo, los inspectores del CUIM realizaron los habituales controles de fin de semana, entre las 21 del viernes y las 7 del domingo, labrando un total de 267 infracciones de tránsito y secuestrando 10 motocicletas y 6 automóviles.

La falta más reiterada volvió a ser, como cada fin de semana, las referidas al mal estacionamiento (en zonas prohibidas, reservadas, doble fila, en ochava, sobre parada de ómnibus o senda peatonal), totalizando 125, el 47 por ciento del total.

También se labraron 32 infracciones por no utilizar el cinturón de seguridad, 45 por uso de telefonía celular al conducir, 12 por circular con luz roja del semáforo y 5 por falta de licencia para conducir, entre otras.

Por otra parte, se detectaron faltas en una confitería bailable, por encontrarse personas fumando en su interior, y en cinco carnicerías, por falta de higiene y de habilitación, procediéndose, además, a la clausura del salón de fiestas del club Tiro Federal, de calle Newton 1180, por tener vencida su habilitación.

"El CUIM no programó la operatividad"

El capitán Marcelo Fabián Bianchettín, a cargo de la Policía Distrital local, afirmó que el CUIM no programó con la fuerza el control que realizó en Cabildo, a pesar de que ese tipo de procedimientos exige una planificación conjunta.

"Me llama poderosamente la atención que el sábado el CUIM fuera a Cabildo y no lo hayan programado, conforme con lo que le hemos pedido. Cabildo tiene muy poca cantidad de efectivos, lo justo y necesario", indicó.

El funcionario señaló que, en forma semanal, planifican la operatividad del personal policial con el CUIM para el fin de semana, "teniendo en cuenta que algunos trabajos requieren la utilización del alcoholímetro y otros con la parte situacional de la gente que ingresa".

También explicó la particular situación del personal policial de esa localidad, que en determinados momentos se ve obligado a cerrar la comisaría para poder recorrer las calles.

"El jefe del destacamento policial, oficial principal Matías Darnet, estuvo a cargo de los operativos en el centro y en los lugares de concurrencia a la localidad. La gente del lugar sabe que muchas veces cierra el destacamento para aumentar la capacidad prevencional, pero saben también cómo ubicarlo ante alguna necesidad", destacó.

Comentá la nota