Agreden a gremialista mientras concedía una entrevista radial a "Aire Patagónico"

El delegado regional de la Unión del Personal de Seguridad Privada de la República Argentina, Walter Montaña, denunció ante la policía que integrantes del gremio disidente de los vigiladores, aquellos que el lunes y martes tomaron la planta de combustibles de Kilómetro 3, fueron los autores de la agresión y de los cuantiosos destrozos que se registraron ayer en el local sindical de Belgrano 801.
Walter Montaña denunció agresiones en su local gremial y acusó a los dirigentes del gremio de la seguridad disidente.

Sobre el mediodía de ayer el delegado regional de la Unión del Personal de Seguridad Privada de la República Argentina (UPSRA), Walter Montaña, denunció ante las autoridades policiales de la Seccional Primera que en momentos en que concedía una entrevista al periodista Raúl Bonilla del programa "Buenos Día Ciudad" de FM Aire Patagónico, la radio de Diario Patagónico, fue agredido por un grupo de personas integrantes del gremio disidente de los vigiladores, denominado Unión de Personal de Seguridad Privada y Afines de la Patagonia. Según la denuncia la agresión se produjo en la oficina que ocupa en Belgrano 801.

El gremialista dijo que reconoció entre los manifestantes que lo agredieron a los dirigentes disidentes Julio Gutiérrez y Jorge Avilés, además un grupo de 10 trabajadores que se movilizaba en camionetas de la empresa Search. El periodista de "Aire Patagónico" que realizaba la entrevista fue "invitado" a retirarse de la oficina. Bonilla relató que los manifestantes irrumpieron en el lugar con insultos contra Montaña y que cuando volvió a la oficina para recuperar su grabador constató los destrozos que habían ocasionado y observó las heridas que tenía el sindicalista en un brazo.

Montaña aseguró: "aparecieron personas que destruyeron las instalaciones del gremio. Ingresaron a las oficinas del Sindicato y rompieron la computadora, el escritorio y me lastimaron", denunció mientras esperaba al médico policial para que lo revisara. El gremialista relacionó la agresión con que el martes a las 19 suscribió un convenio con la operadora YPF que otorga beneficios a los trabajadores del sector, que consiste en el pago de un monto de 2.500 pesos y un beneficio respecto del ítem impuesto a las ganancias, que esperan se efectivice la próxima semana, luego de la homologación de las autoridades de Trabajo.

El delegado regional de UPSRA dijo que ese reclamo lo habían iniciado el 5 de noviembre. Mientras, respecto al convenio similar que suscribía ayer el gremio que lidera Gutiérrez -y que hasta el martes mantuvo un bloqueo en la playa de tanques de Kilómetro 3 como medida de protesta-, argumentó: "no puede firmar convenio porque no tiene personería gremial, ni puede representar a la gente, porque sólo tienen inscripción", cuestionó.

Al volver a referirse a la agresión de ayer, Montaña dijo: "es lamentable lo que ocurrió porque es algo de cobardes hacer algo así y lo único que hacen es debilitar la actividad", opinó. También denunció que durante 2009, desde su llegada al gremio en abril, se registraron numerosas agresiones al local de Belgrano 801 y que a pesar del nuevo incidente, la situación no lo desalienta para seguir al frente del sindicato.

Avilés: "si Montaña tiene algo que denunciar que lo haga"

Cerca del mediodía en la Subsecretaría de Trabajo, los integrantes del gremio disidente de los vigiladores -quienes durante lunes y martes bloquearon los accesos a la playa de tanques de Kilómetro 3 en reclamo de una serie de ítems salariales a las operadoras YPF y Oxy-, rubricaron finalmente ayer el convenio de acuerdo con las empresas en ese organismo provincial y así el conflicto quedó superado.

Minutos más tarde, esos trabajadores nucleados en la Unión de Personal de Seguridad Privada y Afines de la Patagonia y sus dirigentes Julio Gutiérrez y Jorge Avilés se manifestaban por las calles céntricas de Comodoro Rivadavia, satisfechos por los logros de la medida y el acuerdo alcanzado en beneficio de la gente que trabaja en los yacimientos.

Respecto de las acusaciones de Montaña, Avilés manifestó: "si él tiene que hacer alguna denuncia que la haga", mientras reconocía que camino a la Subsecretaría de Trabajo la gente de su gremio hizo una parada frente a la sede de Belgrano 801 porque escucharon al representante de la Unión del Personal de Seguridad Privada de la República Argentina haciendo declaraciones periodísticas.

"Montaña dijo mentiras por otro medio, la gente se manifestó frente al local donde se esconde, estábamos afuera, estaba la policía y el señor estaba encerrado adentro. La gente se pone mal al escuchar a alguien que no los representa", afirmó.

Comentá la nota