Se agravó la situación de las estaciones de servicio en Jujuy y ya hay reclamos salariales de los trabajadores de la actividad.

El Presidente de la Cámara Jujeña de Expendedores de Combustible (CJEC), Gabriel Romarosky, expresó que "los problemas de las estaciones de servicio se han agravado en las últimas semanas, no hemos llegado a ningún punto de encuentro con el Gobierno Nacional en lo referente a un tema de rentabilidad, y ya se inicio un reclamo de los sindicatos que agrupan a los empleados de estaciones de servicio, en relación a un aumento de sueldo que rondaría entre un 15 y un 20%; entendemos que las estaciones de servicio no podrán absorber, en el cuadro de la situación actual, este incremento, y esto generará serios problemas y dificultades empresariales".
Romarosky también comentó que "ha continuado la ofensiva de las compañías petroleras en la reducción de cupos de abastecimiento de combustible, que ha generado lo que vemos todos los días en la ciudad, que son estaciones de servicio sin producto, y esto atenta contra la rentabilidad de las estaciones de servicio, y, paralelamente, hemos notado que continúan avanzando con el incremento de los precios del combustible, que produce una mayor retracción de la demanda".

Consultado sobre estaciones que se encuentren reduciendo sus horarios de atención o su personal, Romarosky expresó que "estas situaciones ya se habían presentado, en otras oportunidades estábamos trabajando casi al mínimo de personal, pero entendemos que hay estacioneros que están anticipando la situación, están ofreciendo especies de acuerdos de retiro de algunos empleados, y en algunos casos se han producido suspensiones".

Refiriéndose a las expectativas que se tienen desde el sector, el Presidente de la CJEC señaló que "a través de la Presidenta de la Federación de Estaciones de Servicio de la República Argentina, continuamos con algún margen de negociación y esperanzados de que el Ministro De Vido atienda los reclamos de las estaciones de servicio, pero los tiempos se acaban, y lamentablemente la presión del sindicato y de otras cargas que tienen las estaciones de servicio es muy fuerte".

Comentá la nota