"Los que agravian son fieles al alperovichismo"

"Los que agravian son fieles al alperovichismo"
Juri dijo en un acto con gremialistas que quiere ser gobernador en 2011
"Los dirigentes que hoy contestan con agravios a la posibilidad de concretar un gran acuerdo opositor no están siendo leales a la sociedad sino que están siendo fieles al Gobierno de José Alperovich". La denuncia es del ex vicegobernador, Fernando Juri, quien reivindicó la necesidad de unir fuerzas en un frente electoral con el radicalismo para enfrentar al oficialismo provincial.

El ex presidente de la Legislatura conversó ayer con LA GACETA después del acto que realizó al mediodía en la sede de la CGT Buenos Aires, donde recibió el aval del sector sindical que encabeza Jesús Pellasio. "Estamos ante el compañero que es el futuro senador nacional por Tucumán. Hay 43 organizaciones sindicales presentes para apoyar la candidatura de Juri", manifestó el gremialista.

"No sólo quiero ser senador nacional, sino que quiero ser gobernador de Tucumán. Lo que nos sobra es vocación de poder para cambiar esta política de atropello, de inseguridad y de absolutismo", manifestó Juri desde la tribuna.

Esfuerzos y conciencias

"La oposición tucumana tiene la obligación de presentarle a los tucumanos una opción a los levantamanos kirchneristas", manifestó el ex presidente del PJ, ya en su estudio, a este diario.

"En junio hay dos opciones a la hora de votar: o diputados y senadores que van a responder ciegamente a los antojos de los Kirchner, o parlamentarios que sean verdaderos representantes de los tucumanos y de sus intereses", diferenció Juri.

"Pero, al mismo tiempo, el resultado va a ser un mensaje directo al Gobierno provincial y a su política que ha sepultado a la democracia y a la república, porque en Tucumán no hay consensos ni mucho menos respeto por la independencia de los poderes del Estado", aseveró.

En ese sentido, el referente del peronismo disidente ratificó su voluntad de alcanzar un acuerdo con el radicalismo para forjar un frente opositor. "Hay que poner en primera fila no las diferencias sectoriales sino las afinidades estructurales. Y lo que tenemos en común es la obligación de salvar a Tucumán", manifestó.

"Nuestro sector pone todo el esfuerzo para alcanzar la unidad. Por eso, si no llegamos a un entendimiento, voy a dormir con la conciencia tranquila porque hice todo lo que pude", advirtió.

Comentá la nota