Se agrava la situación laboral en España.

La avalancha de cierres de empresas y el derrumbe del sector de la construcción, que en estos últimos años se había convertido en el motor de la economía española, está castigando duramente el mercado laboral de España.
Y todo pareciera indicar que, lejos de mejorarse, la situación va empeorar. Al menos esa es la conclusión que se desprende de un estudio elaborado por el IESE y Adecco sobre la evolución de los empleos en España.

El informe prevé que en junio de este año, la tasa de desempleo (o “paro”, como dicen los españoles) llegará a 16,2%, la mayor proporción de “parados” desde 1998. Concretamente, esto significa que los desempleados sumarán 3.786.000, más del doble de los registrados en junio de 2007 y el número más alto de en la historia de España.

“De cumplirse esa previsión, la tasa se habrá más que duplicado en sólo dos años”, señala el estudio.

A pesar de que la crisis económica está castigando de manera generalizada el empleo en Europa, las cifras indican que el impacto está siendo mucho más pronunciado en España. A finales del año pasado, el desempleo alcanzó 13,9% de la población activa, prácticamente el doble que en la Eurozona, que fue del 7,4%.

El informe de IESE-Adecco indica que a la masiva destrucción de puestos de trabajo, se le suman los miles de jóvenes españoles que comienzan a buscar infructuosamente empleo por primera vez. “La actual crisis ya ha devorado todos los empleos juveniles que se habían creado hasta mediados de 2006”, afirma.

“Las previsiones indican que el empleo seguirá cayendo por lo menos en los dos primeros trimestres de este año”, señala.

Comentá la nota