Se agrava la situación en Europa: también España entró en recesión

El banco central lo confirmó ayer al anunciar que el PBI se contrajo 1,1% frente al trimestre anterior
MADRID.- En otra muestra del agravamiento de la crisis global, España dijo adiós a años de bonanza y entró en recesión a fines de 2008 por primera vez en 15 años, al registrar su segundo trimestre de contracción económica, según datos del Banco de España.

La quinta economía de la Unión Europa, alguna vez considerada la estrella en ascenso del bloque, se unió así a Gran Bretaña y a la lista de 15 países de la eurozona con crecimiento por debajo de cero, incluyendo Alemania. El PBI español se contrajo un 1,1% en el cuarto trimestre frente al trimestre anterior, en el que ya había sufrido una baja del 0,2%, y un 0,8% frente al mismo período de 2007.

El banco explicó que "durante los tres primeros trimestres de 2008, la economía española experimentó una continuada pérdida de impulso" debido a la crisis financiera y a la caída del sector de la construcción, muy desarrollado en España en los últimos años. "Esta tendencia se habría acentuado en el cuarto trimestre, tras el agravamiento de la crisis financiera internacional", que afectó al consumo y a la concesión de créditos, continuó la entidad.

Una de las causas de la entrada en recesión es "una reducción del 2,4 por ciento de la demanda nacional frente al mismo trimestre de 2007", según el banco.

Tras años de bonanza, con un crecimiento máximo del 3,7% en 2007, por encima de la media de la UE, España sigue la estela de varios países de la UE que anunciaron en los últimos meses que entraron oficialmente en recesión, entre ellos Alemania, Gran Bretaña e Italia.

Otros países con crecimiento negativo son Francia, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovenia, Finlandia, Grecia, Irlanda, Malta, Luxemburgo, Holanda y Portugal.

La Comisión Europea prevé que en 2009 habrá recesión en prácticamente todos los países de la UE, con una retracción promedio del PBI del 1,6%, agravado por la caída de la actividad económica de Estados Unidos y Japón.

Algunos países incluso podrían experimentar bajas dramáticas, como Irlanda, cuyo gobierno vaticinó ayer una contracción del 10% entre 2008 y 2010.

Pico de desempleo

En España, la crisis económica es especialmente evidente en el aumento del desempleo, que, en el cuarto trimestre del año, alcanzó a casi el 14% de la población activa, es decir, más de tres millones de personas, el más alto de la UE y el máximo en nueve años.

El gobierno español prevé que el desempleo subirá al 15,9% este año, aunque las previsiones de instituciones internacionales lo sitúan casi en el 20%.

El presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cree que la crisis continuará en 2009, aunque afirma que la tendencia comenzará a revertirse a fines de año.

Muchas empresas del sector de la construcción español, especialmente afectado por la recesión, están cerrando al no poder afrontar las deudas.

Otro de los sectores que quedó muy golpeado es el automotor. La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles (Anfac) anunció que la caída de la demanda puede hacer bajar la venta de autos un 23% en 2009 respecto del año anterior.

La industria automovilística española, la tercera en volumen de Europa, representa un 8,4% del PBI nacional; el 80% de la producción se destina a la exportación.

La crisis ha llevado a las multinacionales instaladas en España a detener parcialmente la producción y a anunciar nuevos despidos, lo que afecta a unos 100.000 trabajadores. El turismo, otro sector estratégico en España, resultó afectado de manera "moderada" ya que el número de turistas extranjeros cayó un 2,6% en 2008.

Agencias AFP y DPA

El empleo en Chile, en baja

* SANTIAGO, Chile (DPA).- El gobierno chileno admitió ayer que la crisis económica golpeó el empleo nacional antes de lo previsto. La ministra del Trabajo, Claudia Serrano, alertó que se espera un alza en el índice de desempleo, que trepó en diciembre a 9,7%, sólo en Santiago. Pero ya se están tomando medidas al respecto: el martes, el gobierno anunció la ampliación y mejora del seguro para desempleados y un plan de reactivación por 4000 millones de dólares. Además, Chile cuenta con ahorros fiscales por 20.000 millones de dólares, recursos a los que apeló para encarar la crisis.

Comentá la nota