Se agrava la situación por la bajante del Paraná y ya cerraron balnearios

Se agrava la situación por la bajante del Paraná y ya cerraron balnearios
La bajante del río Paraná que afectó en Rosario a balnearios (algunos cerraron), guarderías náuticas, el transporte de cargas y la pesca, continuará agravándose. Así lo confirman estudios del Instituto Nacional del Agua (INA), que proyectan para los próximos días un moderado aumento en el nivel y una nueva caída que podría revertirse, estiman, recién en marzo.
Autoridades de Defensa Civil Rosario admitieron que están en "alerta" porque el nivel del río ya es "peligroso" e incluso podría perforar en 10 días la barrera del metro de profundidad. El pronóstico meteorológico para las cuencas altas no es alentador, lo que podría acentuar la bajante provocada por la persistente sequía. "Los análisis que nosotros recibimos están basados en las cuencas altas. Al bajar las cuencas altas, no hay posibilidades de que acá crezca. De no cambiar las condiciones en dos semanas estaremos, seguramente, debajo del metro", aventuró el titular de Defensa Civil, Raúl Rainone. La proyección obliga a trabajar con un plan de contingencia que, de concretarse los pronósticos, obligará a cerrar todos los balnearios que se encuentran en la costa.

Actualmente, los clubes con acceso al río impiden a sus socios el paso al agua por seguridad. Lo mismo sucede en playas privadas y públicas. Ayer, un 60 por ciento de estos lugares permanecían cerrados. El peligro por la proximidad de las barrancas al retirarse el río es alto. Por eso, los bañistas monitorean todo tres veces al día.

Proveedor del agua potable, el comportamiento del Paraná se ha convertido en una referencia inevitable para la empresa Aguas Santafesinas. La firma trabaja desde el lunes con una bomba de mayor potencia, que toma 1.200.000 litros por hora. La semana próxima instalará una semejante.

La firma estima que dentro de los valores proyectados por el INA no deberían existir dificultades para proveer el servicio al 1.100.000 habitantes del Gran Rosario.

Una situación semejante, con un metro de promedio en el agua -los aparatos de medición toman como referencia el nivel del mar- se registró en 1972. Pero de acuerdo a los informes históricos en poder de Prefectura Naval, la situación fue más grave aún en 1989, cuando descendió hasta los 75 centímetros. El valor ayer era de 1,07 metro -apenas un centímetro más que el martes-, cuando el valor normal debería rondar los 3,40.

Comentá la nota