Se agrava la sequía en la provincia de Corrientes.

Tanto el Ministerio de la Producción como los sectores rurales advirtieron sobre críticos escenarios de sequía que vuelven a registrarse en varias zonas de la provincia por falta de lluvias, y anticiparon que se retomarán "monitoreos exhaustivos" para actuar ante la problemática.
La preocupación del sector presenta dos aristas: por un lado las dificultades que día a día provoca la falta de agua y por otro la merma de pasturas que se generará en el corto plazo en parte, ya como consecuencia de los cuadros de sequía registrados desde fines de 2008.

Las lluvias de enero y febrero habían aplacado la larga sequía de 2008 pero con casi 45 días transcurridos sin lluvias en varias partes de la provincia y un promedio muy bajo en los lugares que llovió, la situación vuelve a ser delicada.

"No llueve y en las napas las aguas están muy bajas, por lo que la situación se está recrudeciendo" sostuvo Horacio Martín, referente del sector yerbatero, uno de los más afectados por la falta de precipitaciones.

Martín señaló que en caso de no llover en las próximas semanas se agudizará el problema, un cuadro que resulta menos alentador si se considera la cercanía de una temporada de frío que se caracteriza por ser muy seca en la provincia.

Por los ciclos productivos, se estima que si no llueve en breve los productores tendrán que empezar a plantear estrategias para la alimentación mediante forrajes para encarar el invierno.

En tanto, desde el Ministerio de la Producción informaron que el Gobierno provincial viene evaluando el problema y que en vista del recrudecimiento de la sequía están previstos "monitoreos exhaustivos" en los campos para tener un panorama más preciso.

Oscar Duque de Arce, a cargo de relevamientos por sequía del Ministerio de Producción, expresó que el organismo estatal cuenta con pronósticos climáticos poco alentadores en lo que respecta a lluvias.

Asimismo, expresó que "las recorridas de campos son nuestros mejores indicadores del estado de sequía, y en especial el contacto con los productores debido a que existen áreas en las que la falta de lluvias golpea más que en otras".

El funcionario manifestó que las máximas autoridades del Ministerio de la Producción están analizando medidas de acción a fin de actuar sobre la problemática y reducir lo más posible los efectos que pudiera generar.

Ya desde el sector ganadero se había mostrado preocupación por un reciente informe de la Estación Experimental del INTA Mercedes que daba cuenta de una disminución del 50 por ciento de las pasturas en campos correntinos.

El vicepresidente de la Sociedad Rural de Curuzú Cuatiá y especialista en temas agropecuarios, Manuel García Olano, explicó días atrás a Agencia Corrientes que si bien los pronósticos extendidos encierran altos porcentajes de error, la tendencia indica que la sequía se profundizará.

Detalló que el paso por las actuales condiciones climáticas se paralizó el crecimiento de pasturas y recordó que en otoño generalmente la pastura enfrenta el proceso de desarrollo en los campos, lo cual está en duda debido a la falta de lluvias.

"El invierno será muy difícil y esta falta de agua está obligando a los productores a mal vender su hacienda, lo cual empeorará si persiste el fenómeno climático", señaló García Olano.

Comentá la nota